En directo
    América Latina
    URL corto
    112
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La representación permanente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México se solidarizó con las organizaciones feministas que convocan al paro nacional "Un día si nosotras", el 9 de marzo, que denuncia la creciente violencia contra las mujeres y los feminicidios en este país.

    "La ONU en México se solidariza con las organizaciones y movimientos sociales que han promovido las manifestaciones y el paro nacional #UnDíaSinNosotras y con las legítimas demandas del movimiento feminista", dijo la representación permanente establecida en este país desde el año 2002.

    La protesta fue convocada por el aumento de casi 140% de los femincidios en cinco años, según datos de la Fiscalía federal.

    La instancia internacional indicó que, ante esta realidad, "está convencida de que las diversas luchas por la igualdad y el derecho de todas las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia y de igualdad de oportunidades son fundamentales".

    En este año 2020, la ONU impulsa una campaña bajo el lema "Soy de la Generación Igualdad: por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia".

    Ese enfoque subraya que, para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, "es fundamental garantizar el acceso a la justicia y el combate de la impunidad, con una perspectiva de género y que ponga en el centro a las víctimas, a las sobrevivientes y a sus familias".

    Los feminicidios, que jurídicamente son homicidios dolosos, agravados por la violencia de género, con abuso sexual, secuestro, mutilaciones degradantes y exhibición de las víctimas, entre otras aberraciones, "es la manifestación más extrema de la violencia que viven las mujeres y las niñas", dice el pronunciamiento.

    En América Latina y el Caribe están 14 de los 25 países con mayor incidencia de feminicidios en el mundo.

    Entre ellos está México, donde 3.825 mujeres fueron víctimas de homicidio en 2019, lo que significa que 10 mujeres son asesinadas cada día, indica la organización.

    Desigualdad de género

    La violencia contra las mujeres es una de las violaciones de derechos humanos más "extendidas, persistentes y devastadoras", y es "causa y efecto de la desigualdad y la discriminación de género".

    Esas violaciones forman parte de "un continuum de violencia que de manera regular y sistemática viven mujeres y niñas en todos los ámbitos y etapas de sus vidas, y que está enraizado en los modelos culturales sexistas", prosigue el documento.

    La "desigualdad de género prevalece", porque las mujeres siguen trabajando más y ganando menos, tienen menos opciones de desarrollo y sufren múltiples formas de violencia en el hogar y en los espacios públicos.

    La ONU en México llama a "reducir las desigualdades persistentes con acciones audaces y decisivas, poniendo atención urgente a la creciente violencia contra niñas, jóvenes y mujeres".

    La desigualdad que enfrentan las mujeres "genera que estos niveles de violencia se incrementen de manera alarmante".

    La representación considera "indispensable una contundente actuación de las autoridades para terminar con la impunidad y eliminar los obstáculos que enfrentan las mujeres víctimas y sobrevivientes y sus familias para acceder a la justicia en México".

    La ONU reconoce que este país latinoamericano adoptó la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing hace 25 años.

    Desde entonces "ha habido logros en el avance hacia la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, pero ni este ni ningún otro país pueden presumir de haberla alcanzado".

    La organización recuerda que el secretario general de la ONU, António Guterres, ha señalado que "el núcleo del problema es el poder, ya que las estructuras de poder dominadas por los hombres sustentan todo".

    Este país también es conocido por una acendrada tradición cultural machista y patriarcal.

    "El patriarcado también tiene un impacto en los hombres y los niños, atrapándolos en estereotipos de género", puntualiza Guterres.

    Otras barreras impiden a las mujeres acceder a la justicia.

    Esos "factores contextuales" que aumentan la vulnerabilidad de mujeres y niñas son: la pobreza, el origen étnico, la discapacidad, el estatus migratorio, condición de refugiadas, orientación sexual, la identidad de género diversa, puntualiza.

    El Gobierno mexicano ha manifestado escepticismo por la posible manipulación que pueda hacer de la protesta la "oposición conservadora".

    Sin embargo, dejó en libertad a las funcionarias y maestras de asistir o no a trabajar y dar clases en escuelas públicas, sin aplicar sanciones. 

    Etiquetas:
    pobreza, feminicidios, México, ONU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook