En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La Mesa de Enlace, una entidad que agrupa a las cuatro patronales agrarias más importantes de Argentina, anunció una huelga de cuatro días a partir del 9 de marzo a raíz de que el Gobierno oficializó un aumento del impuesto a la exportación de la soja, que pasó del 30 al 33%, informaron diarios locales.

    "Por la suba de retenciones, la Mesa de Enlace haría un cese de actividades de cuatro días", informó el diario Perfil.

    Las organizaciones con mayor representatividad entre las patronales agropecuarias reaccionaron de manera conjunta a un decreto del Ejecutivo publicado el 5 de marzo en el Boletín Oficial que dispuso el aumento de 3% de las retenciones a la soja.

    Horas antes, una de las cuatro organizaciones que integra la Mesa de Enlace, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), había adelantado que organizaría manifestaciones de protesta en las carreteras.

    "Los productores agropecuarios de todo el país nos vemos empujados a tomar medidas en defensa de la condición más dignificante del alma y del hombre como tal, nuestro trabajo", sostuvo en un comunicado.

    Al intentar justificar su protesta, el gremio subrayó "la frágil situación" en la que se encuentra "el sector más productivo, más competitivo, más federal y que genera empleo genuino en Argentina".

    "Nos veremos en las rutas", sentenció.

    En la provincia de Córdoba (centro), una de las principales jurisdicciones agrícolas del país, un centenar de tractores marcharon rumbo a la ciudad homónima, segunda más importante del país, para visibilizar su rechazo a la medida del Gobierno.

    Medidas

    Al aumentar las retenciones a la soja, el Gobierno de Alberto Fernández informó que destinaría una parte de la recaudación adicional a compensar a tres de cada cuatro productores de este cereal cuya producción en la temporada anterior no hubiera superado las 1.000 toneladas.

    Esta compensación repercutiría en beneficio de 42.406 productores, que representan el 74,2% del total, frente a otros 14.884 plantadores que producen más de 1.000 toneladas cada uno y que por tanto no resultarían alcanzados por ese beneficio, de acuerdo al Ejecutivo.

    Las autoridades, tras reunirse con la Mesa de Enlace tanto la semana pasada como hace dos días, también anunciaron una reducción en el tributo que debe pagarse por exportar otros cultivos propios de las economías regionales.

    Las retenciones a las arvejas (guisantes), porotos (fríjoles), garbanzos y lentejas bajaron de 9 a 5%.

    La alícuota por vender en el exterior el maní (cacahuete) pasó de 12 a 7%, la del girasol, de 12 a 7%, y la de derivados de este cereal, como el girasol confitero y el aceite de girasol, del 12 a 5%.

    La harina de trigo pasó de tributar 9 a 7%, la retención el maíz pisingallo se redujo de 9 a 5%; la del arroz paddy de 12 a 6% y la del arroz pulido de 9 a 5%.

    La Mesa de Enlace se originó durante el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015) para rechazar mayores tributos al agro que esa administración intentó establecer.

    Además de la CRA, integran esta entidad la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, la Sociedad Rural Argentina y la Federación Agraria Argentina.

    Etiquetas:
    Argentina, soja
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook