En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Líderes de izquierda de América Latina reaccionaron a la publicación del diario The Washington Post sobre un informe de fraude en las elecciones bolivianas y destacaron que el expresidente Evo Morales (2006-2019) fue víctima de un golpe.

    "Fue un golpe: los investigadores impugnan la Organización de los Estados Americanos [OEA] y afirman que no hay evidencia de fraude en las elecciones de Bolivia", afirmó en Twitter el excandidato del Partido de los Trabajadores en Brasil, Fernando Haddad.

    ​El artículo del diario estadounidense hace referencia a una investigación del portal Monkey Cage que considera "altamente probable" que el expresidente Morales sobrepasara la diferencia del 10% de los sufragios que necesitaba sobre el segundo candidato más votado para evitar una segunda vuelta de los comicios.

    Pese a lo afirmado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en su último informe, que contribuyó a las sospechas de fraude, el organismo "no cita ninguna investigación previa" que demuestre las denuncias que formula, afirmó el diario estadounidense.

    La investigación publicada por The Washington Post, en cambio, no encuentra "ninguna evidencia de ninguna de estas anomalías", según mostró una figura estadística publicada por el periódico.

    "Encontramos una correlación de 0,946 entre el margen de Morales entre los resultados antes y después del corte en los distritos contabilizados", señaló la publicación.

    Esto sugiere "que no hubo irregularidades significativas", sentenció el estudio.

    Por su parte, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) dijo en Twitter que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, debería estar preso.

    "¡Almagro debería irse preso! ¡Tiene sangre en sus manos! ¡Sinvergüenza!", afirmó el exmandatario.

    ​Asimismo, el exministro de Acción Social durante el Gobierno de Fernando Lugo (2008-2012) en Paraguay, Hugo Richer, dijo que en este tema hubo un "montaje mediático" que ahora se está demostrando.

    Las acusaciones de fraude en las elecciones generales de octubre pasado llevaron a que la oposición en Bolivia se movilizara en contra de Morales, quien se vio obligado a renunciar por presión de las fuerzas armadas en lo que fue definido por parte de la comunidad internacional como un golpe de Estado.

    Desde el 12 de diciembre pasado el expresidente se encuentra en Buenos Aires en calidad de refugiado.

    Etiquetas:
    The Washington Post, elecciones, fraude, Evo Morales, golpe de Estado, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook