En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Por primera vez desde que la interrupción voluntaria del embarazo es legal en Uruguay, el Ministerio de Salud Pública (MSP) registró en 2019 una merma en la cantidad de intervenciones realizadas, según anuncia un informe.

    "En 2019 se contabilizaron 10.227 casos, 146 menos que el año anterior", dice el informe denominado "Tendencias recientes de la natalidad, fecundidad y mortalidad infantil en Uruguay".

    La reducción representa un descenso del 1,5% que frena una tendencia de constantes subidas desde 2013, cuando se empezó a aplicar la ley de interrupción voluntaria del embarazo aprobada un año antes: en 2014 las intervenciones subieron un 20%; en 2015, 9,6%; en 2016, 3,8%; en 2017, 1,1% y en 2018, 5,5%.

    En el desglose por edad, en 2019 solo se contabilizaron 35 interrupciones en menores de 15 años, un universo que registró un pico en 2015, con 94 casos.

    Entre las mujeres de 15 a 19 años se contaron 1.324 abortos, y en las de 20 años o más, 8.868 casos, una cifra solo superada en la temporada pasada, con 8.899 operaciones, todos en ámbitos sanitarios seguros.

    La ley legalizó el aborto en las primeras 12 semanas de embarazo y hasta la semana 14 en caso de violación, y sin plazos en caso de riesgo de vida para la mujer o de inviabilidad del feto.

    Fuera de este marco, el aborto sigue siendo un delito en el Código Penal.

    Fecundidad adolescente

    Según el MSP, las cifras de abortos no explican el descenso observado en las estadísticas de fecundidad adolescente, que se mantienen en descenso y por debajo de la media regional, solo por encima de Europa.

    En el grupo de 15 a 19 años de edad, se registraron 3.968 nacimientos, es decir 586 nacimientos menos que en 2018 y 1.399 menos que en 2017.

    En comparación con el año 2004, el embarazo adolescente se redujo a la mitad.

    Mientras apenas 83 niñas de hasta 14 años fueron madres, es decir mucho menos del 1% de la población femenina de Uruguay.

    Esta cifra fue de 71 niñas en 2018, 98 niñas en 2017 y 123 niñas en el año 2016, dice el informe.

    Además, el descenso de los nacimientos en madres adolescentes representa el 22% del descenso total de los nacimientos: 2.671 menos que en el año 2018.

    Esta reducción de la natalidad se produce por efecto de la disminución de la fecundidad de las mujeres en varios grupos de edad, especialmente en el grupo de 20 a 24 años además de las adolescentes.

    Las estadísticas hacen prever que el descenso en la natalidad, un fenómeno persistente en este país sudamericano, se está desacelerando: entre 2016 y 2017 se registraron 4.022 nacimientos menos; entre 2017 y 2018, fueron 2.897, y entre 2018 y 2019, la caída de nacimientos fue de 2.671.

    Mortalidad infantil

    El informe dice que se registraron 14 defunciones menos en menores de un año, en relación al 2018.

    Las tres primeras causas de mortalidad infantil, que representan el 82,4% del total de defunciones, son las originadas en el período perinatal o prematuro (45,1%); las malformaciones congénitas (26,3%); y los síntomas, signos y hallazgos no clasificados en otra parte (11%).

    Con todo, la mortalidad infantil en Uruguay fue de 6,8% en 2019, igual a la registrada el año anterior, sigue por debajo de la registrada en América Latina y el Caribe (14,2%), y muy lejos del promedio sudamericano (52,7%), siendo ésta la región del mundo más afectada por este problema.

    Etiquetas:
    aborto, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook