En directo
    América Latina
    URL corto
    1545
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — Estados Unidos aplicará más sanciones a Venezuela en las próximas semanas y meses, dijo el Enviado Especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, durante una conferencia de prensa.

    "Habrá más pasos y más presión en las próximas semanas y meses", dijo Abrams.

    Además, Elliott Abrams dijo que Estados Unidos hablará con los representantes del Gobierno español y de la firma petrolera Repsol con la expectativa de que cambien las actividades de la compañía en ese país sudamericano después de que Washington sancionó a Rosneft Trading SA.

    "Conversaremos, sin duda, [habrá] más conversaciones con funcionarios españoles y con Repsol, y esperaría que a medida que avanzamos algunas actividades de Repsol deberían cambiar, y lo mismo se aplica también a otras empresas petroleras extranjeras en Venezuela", dijo Abrams.

    Abrams dijo que Repsol siempre cumplió con las leyes estadounidenses y la firma energética española respondió que es una compañía global que cumple con las leyes en todas partes.

    Cuando se le preguntó si los funcionarios estadounidenses habían tenido conversaciones con sus homólogos en España sobre las sanciones a la filial de Rosneft, Abrams dijo: "En cuanto a las conversaciones con el gobierno español, les pedimos a nuestros representantes europeos que informaran a muchos gobiernos ayer y hoy [por el 18 de febrero], por lo que habrían tenido algún aviso".

    Crudo venezolano para China y la India

    Asimismo, Abrams añadió que Estados Unido recomienda a China y a la India que no compren petróleo venezolano.

    "Los dos mayores compradores del crudo venezolano son India y China, en ese orden. Sostendremos conversaciones con los clientes para informarlos de la política estadounidense respecto de las exportaciones de petróleo venezolano", dijo Abrams en rueda de prensa.

    El diplomático añadió: "Seguiremos intentando persuadir a aquellos países que están respaldando y sosteniendo al régimen que reduzcan sus operaciones".

    Más temprano, EEUU anunció sanciones contra la empresa Rosneft Trading S.A., con sede en Suiza, y contra su director Didier Casimiro, acusando a esa subsidiaria de Rosneft que hace intermediación en negocios de crudo de manejar las exportaciones de Venezuela eludiendo las penalizaciones impuestas por Washington. 

    La administración Trump trató de cerrar el comercio petrolero de Venezuela desde enero del año pasado en un esfuerzo por debilitar a Caracas e instalar la figura del opositor Juan Guaidó como presidente.

    El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó en repetidas ocasiones a Washington de tratar de orquestar un golpe para aprovechar los recursos naturales del país. 

    Operaciones de Chevron en Venezuela

    Abrams también dijo que el Gobierno de Estados Unidos no tiene anuncios sobre las operaciones en Venezuela del gigante energético Chevron tras las sanciones impuestas a la rusa Rosneft.

    "No tengo ningún anuncio que hacer con respecto a Chevron", dijo Abrams, al ser consultado en una conferencia de prensa si la compañía estadounidense continuaría recibiendo exenciones que le permitan trabajar en Venezuela.

    Washington impuso múltiples sanciones contra el Gobierno y los sectores industriales de Venezuela, prohibiendo efectivamente que las empresas estadounidenses participen en la economía del país y cooperen con las personas y entidades locales.

    Se hizo una excepción para Chevron, que trabajó en el país sudamericano durante casi un siglo y tiene varios proyectos importantes en asociación con PDVSA, la compañía petrolera nacional de Venezuela.

    En enero, Chevron recibió una licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para continuar sus operaciones en Venezuela sin recibir sanciones por otros tres meses.

     

    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, conflicto, Elliott Abrams, amenaza, medidas, sanciones, Venezuela, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook