En directo
    América Latina
    URL corto
    2330
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La intención de voto para las elecciones de mayo en Bolivia permite anticipar una repetición del escenario de los comicios anulados de 2019, con el Movimiento Al Socialismo (MAS) apuntando a la mayoría parlamentaria y cerca de ganar la presidencia en primera vuelta, dijeron analistas a Sputnik.

    "Salvo una gran sorpresa, el MAS ganaría las elecciones venideras, iniciando la carrera con una gran posibilidad de lograr el control de la Asamblea Plurinacional [Parlamento] y a pocos puntos de un triunfo en primera vuelta", dijo a Sputnik el politólogo y docente de la universidad de El Alto, Gonzalo Balcázar.

    Por su parte, Marcelo Silva, también docente en la universidad estatal de La Paz, apuntó que el escenario electoral solo podría ser modificado si alguno de los principales candidatos contrarios al MAS se retira de la carrera electoral, lo cual consideró poco probable.

    Los analistas opinaron así sobre una encuesta de intención de voto divulgada el 16 de febrero, la primera tras el registro de candidatos.

    El sondeo muestra en primer lugar a Luis Arce, del MAS, con un respaldo de 31,6% de votos totales para las elecciones nacionales del 3 de mayo, aunque el porcentaje ascendería a 36,2% si se consideraran solo los votos válidos declarados.

    La encuesta de la firma Ciesmori ubica segundo al expresidente Carlos Mesa (2003-2005) con 17,1% de los votos totales, la presidenta interina Jeanine Áñez tercera con 16,5% y en cuarto lugar el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, con 9,6%.

    ¿Mesa o Áñez?

    Según la Constitución boliviana, ganará la presidencia en primera vuelta el candidato que obtenga la mitad más uno de los votos válidos, o quien tenga 40% de los votos y una diferencia de diez puntos porcentuales sobre el segundo.

    "El MAS, con su candidato Evo Morales [2006-2019], logró esos diez puntos de ventaja sobre el segundo, Mesa, en las elecciones del 20 de octubre, resultado que aunque terminó anulado sigue siendo una referencia porque el fraude denunciado es todavía motivo de controversia", señaló Balcázar.

    Silva, en tanto, sostuvo que la primera encuesta mostraba de nuevo un panorama electoral dominado por el MAS y la incertidumbre sobre las candidaturas anti-MAS.

    "Vamos a tener una segunda vuelta, el MAS va a ser protagonista y la pregunta de oro es quién va a esa segunda vuelta, ¿Mesa o Áñez?", afirmó este analista, quien consideró que para enfrentar con posibilidades de éxito al MAS, "uno se tiene que bajar [de la carrera]: o se baja Mesa o se baja Áñez; que se baje cualquier otro es casi intrascendente".

    Según Silva, Mesa estaría sufriendo una baja global de preferencia principalmente por su retroceso en Santa Cruz (este), departamento que disputa a La Paz el primer lugar en cantidad de votantes y donde han surgido Áñez y el cívico Camacho como nuevos actores.

    En el occidente andino, entretanto, Áñez no lograría grandes ventajas de su alianza con el empresario Samuel Doria Medina y el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

    "Mesa y Jeanine Áñez van a tener una disputa muy apretada", previó Silva.

    Bolivia se vio inmersa en una crisis política en los últimos meses del año pasado, cuando Evo Morales (2006-2019) renunció a su cargo el 10 de noviembre, presionado por la cúpula de las Fuerzas Armadas y la Policía y luego de varias semanas de protestas de grupos de la oposición por un presunto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre. 

    Etiquetas:
    candidatos, situación política, Evo Morales, elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook