En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    1350
    Síguenos en

    La empresa estatal Invap desarrollará y construirá un nuevo artefacto que proveerá Internet inalámbrico de banda ancha en toda la Argentina. La iniciativa del Gobierno pretende ofrecer conectividad en las áreas menos accesibles a partir de 2023, cuando sería puesto en órbita el primer satélite de segunda generación de producción nacional.

    El Gobierno del presidente de Argentina, Alberto Fernández, vuelve a demostrar su intención de dar continuidad al desarrollo científico y a la conectividad universal en el país con el anuncio del nuevo Arsat-SG1. Así se llama ya que se tratará del primer satélite de segunda generación de producción nacional.

    "La idea es federalizar las comunicaciones. En Argentina hay muchas zonas donde directamente no hay acceso a internet por fibra óptica ni ningún otro medio. Con este satélite se le va a poder dar servicio a escuelas, pasos fronterizos, centros de salud, policías que están en poblados muy remotos", dijo a Sputnik Gabriel Absi, gerente de la división Aeroespacial de Invap.

    Invap es una compañía estatal de la provincia de Río Negro que se encarga de la investigación, diseño y construcción de los artefactos, mientras que la empresa pública Arsat depende de la nación y es la que ofrece los servicios de telecomunicación de manera interna e internacional.

    Luego de la puesta en órbita de los Arsat-1 y Arsat-2, en 2014 y 2015, los últimos dos años de la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), Argentina vuelve a poner manos a la obra para apostar a la tecnología de punta en el servicio de Internet del país.

    "El Arsat-SG1 va a usar nuevas tecnologías que no estaban disponibles hace 10 años, por lo que será un satélite de alto rendimiento o HPS [High Throughput Satellite], y contará con un sistema de propulsión eléctrica en lugar de a combustible, como usaban los Arsat anteriores",

    El sistema de propulsión eléctrica

    Los satélites de Arsat buscan federalizar la conectividad a la internet de banda ancha
    © Foto : Cortesía Invap
    Los satélites de Arsat buscan federalizar la conectividad a la internet de banda ancha

    El cambio hacia energía eléctrica reducirá el peso y el costo de lanzamiento del SG1 a la mitad en comparación con la generación de satélites anterior. Al pasar de 3.000 a 1.500 kilos, aproximadamente, y tomando en cuenta que el lanzamiento tiene un costo cercano a los 30.000 dólares por kilo, esto permitirá ahorrar alrededor de 45 millones de dólares. El artefacto girará estacionado sobre la Argentina a 35.786 kilómetros sobre el nivel del mar.

    "Invap hace unos años comenzó a desarrollar esta tecnología en asociación con la Turkish Aerospace Industries [TAI, empresa estatal turca de tecnología aeroespacial]. Arsat firmó el contrato con Invap y se están terminando de definir qué características va a tener el satélite", explicó el ingeniero en Electrónica.

    Arsat ofrece servicios a través de sus otros dos satélites, pero sus capacidades están ya saturadas, razón por la que siempre estuvo en los planes de la empresa lanzar un tercer artefacto, un proyecto que no fue continuado por la gestión del presidente Mauricio Macri (2015-2019), que prefirió suplir la demanda a través de un contrato externo.

    "Definitivamente, esto es parte de la política del nuevo Gobierno. El presidente y jefatura de Gabinete instruyeron a Arsat a llevar adelante el despliegue del SG1 a partir de la necesidad no satisfecha que existe en Argentina", comentó Absi.
    Etiquetas:
    conectividad, tecnología, Internet, ARSAT-1, ARSAT-2, satélites, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook