En directo
    América Latina
    URL corto
    103
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno transitorio de Bolivia evalúa trasladar una fábrica de urea, construida por la administración de Evo Morales (2006-2019), del centro del país a un lugar próximo a la frontera con Brasil, dijo el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, informó la prensa local.

    "Está paralizada, se pierde recursos y por eso se debe trabajar en una reingeniería con carácter de urgencia, puede haber alternativas para el traslado de esta planta, ya se nos hizo un comentario de cuánto costaría y se estudia eso, que costaría alrededor de 160 millones de dólares para trasladarla a una ubicación coherente, donde se pueda tener un mercado", afirmó el ministro, informó el diario local Página Siete.

    Zamora indicó que el eventual traslado de la planta de 850 millones de dólares, emplazada en la región productora de coca del departamento de Cochabamba (centro), conocida como Chapare, será decidido tras una auditoría integral del proyecto que estaría concluida dentro de dos meses.

    Señaló que la planta de urea, que también produce amoniaco y utiliza el gas natural como materia prima, podría ser llevada a la región de Puerto Suárez, departamento de Santa Cruz (este), a más de 800 kilómetros de su actual emplazamiento pero fronteriza con Brasil, su mercado potencial más grande.

    La fábrica, de propiedad de la petrolera estatal YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) y construida por el grupo surcoreano Samsung, fue inaugurada en septiembre de 2017 y tiene una capacidad de producción de al menos 600.000 toneladas anuales.

    Su costo y su ubicación en el centro del país, sin acceso inmediato a un ferrocarril, fueron blanco de duras críticas de la oposición a Morales.

    El pasado Gobierno justificó la ubicación en que estaba muy cerca de importantes campos productores de gas y a solo un centenar de kilómetros de las áreas agrícolas de Santa Cruz, su principal mercado local.

    Zamora afirmó que la operación comercial de la planta es "muy complicada" por la falta de un ferrocarril, que está en construcción desde hace casi una década y no tiene plazo de inauguración, por problemas técnicos y burocráticos y por frecuentes protestas sociales que realizan bloqueos carreteros.

    Etiquetas:
    finanzas, evaluación, fronteras, traslado, Brasil, urea, YPFB, Bolivia, fábrica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook