En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Un juez boliviano cerró, sin condenas, un proceso de casi 11 años contra un supuesto grupo terrorista en el que estaban implicados líderes del departamento de Santa Cruz (este), que por su parte denunciaron ser víctimas de un "montaje" del Gobierno de Evo Morales, reportaron medios locales.

    "Habiéndose dado lectura al memorial de la Fiscalía que retira la acusación, se dispone el archivo del proceso, quedando todos los procesados en libertad pura y simple", dijo el juez Sixto Fernández en una breve audiencia en el palacio judicial de Santa Cruz, según un reporte de la radio local Erbol.

    La decisión judicial beneficiaba a los 39 acusados de terrorismo y separatismo, en un enredado proceso iniciado en abril de 2009 a instancias del Gobierno de Evo Morales tras una operación policial en la que supuestamente fue desarticulado un grupo armado contratado por grupos opositores de derecha.

    El diario La Razón señaló que el desistimiento fiscal era consecuencia de la decisión previa del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de retirar la denuncia inicial del caso.

    En la operación de 2009, la Policía dio muerte al paramilitar boliviano-húngaro Eduardo Rosza, supuesto jefe operativo de la célula "terrorista", y sus compañeros el irlandés Michael Dwyer y el húngaro Magyarosi Arpád, resultando heridos y detenidos el boliviano Mario Tadic y el húngaro Elot Toasó, según reportes de prensa de esa época.

    Situación en Bolivia
    © REUTERS / Danilo Balderrama
    El Gobierno de Morales presentó entonces diversas pruebas de un supuesto plan terrorista y separatista, en base a las cuales un fiscal presentó a principios de 2010 una acusación contra otros 39 supuestos implicados, entre ellos Tadic, Toasó, dirigentes cívicos, empresarios y políticos conservadores cruceños.

    Tadic y Toasó se declararon culpables y cumplieron una condena de cinco años, pero el juicio a los demás implicados resultó paralizado en medio de disputas procedimentales y denuncias de manipulación de pruebas.

    Los acusados, varios de los cuales huyeron del país, mantuvieron invariablemente su versión de que el Gobierno de Morales había montado el caso para descabezar al movimiento opositor que tenía su plaza fuerte en Santa Cruz.

    Entre los beneficiados con el archivo del proceso destaca el expresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic, quien regresó el mes pasado a Bolivia tras diez años de refugio en Brasil.

    Etiquetas:
    archivos, juicio, jueces, condena, separatismo, terrorismo, justicia, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook