En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, dijo que la organización no tendrá ningún diálogo con el presidente Lenín Moreno, ni con ningún integrante de su Gobierno.

    "Mientras yo esté al frente de la Conaie no habrá ningún diálogo con este gobierno ni con sus ministros, afirma Jaime Vargas, en el Parlamento de los pueblos de Morona Santiago (oriente)", informó la organización Confederaciones de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae), citando declaraciones de Vargas brindadas en la provincia amazónica de Morona Santiago.

    La Conaie es la mayor y más representativa organización indígena del país andino.

    Previo a la reunión de Morona Santiago, Vargas mantuvo un encuentro similar en la provincia de Zamora Chinchipe (sureste).

    En dicha reunión la Confeniae denunció que la sede de la Federación de Centros Shuar había sido atacada por cerca de 80 desconocidos.

    El Gobierno hasta el momento no ha emitido pronunciamientos ni sobre las declaraciones de Vargas ni sobre el ataque.

    Las Asambleas del denominado Parlamento de los Pueblos se realizaron para socializar el programa económico que ese órgano presentó el año pasado al Gobierno.

    Vargas fue uno de los líderes más visibles de las protestas que en el mes de octubre convulsionaron a Ecuador durante 12 días en contra de la decisión del Ejecutivo de eliminar los subsidios a los combustibles, entre otras medidas.

    Durante las movilizaciones y protestas hubo saqueos y destrucción de bienes públicos y privados, vandalismo, bloqueos de carreteras, incendios intencionales, cortes del suministro de agua, daños a instalaciones de producción de petróleo.

    También se registraron una serie de actos violentos, entre ellos la quema del edificio de la Contraloría de la Nación, hechos sin precedentes en la historia del país andino.

    Según la Defensoría del Pueblo, durante las protestas fallecieron 11 personas, hubo 1.192 aprehensiones y 1.340 heridos.

    Recientemente, en su informe sobre su visita a Ecuador, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al Gobierno a que investigue y sancione a los responsables de la violencia y el excesivo uso de la fuerza durante las manifestaciones, y pidió establecer un plan de atención inmediata y reparación integral para las víctimas de las protestas y sus familias.

    En respuesta, la semana pasada el Gobierno calificó al informe de la CIDH como parcial y poco objetivo.

    Etiquetas:
    pueblos indígenas, Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), protestas, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook