En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El coronel retirado del Ejército de Colombia Jorge Armando Pérez Amézquita, señalado de ordenar el asesinato del exguerrillero de FARC Dimar Torres en abril de 2019, dijo que es inocente y víctima de un "montaje" en su contra.

    "Soy inocente. Es un montaje, un falso positivo judicial lo que están haciendo conmigo. Los audios en poder de la Fiscalía son de mayo, los hechos ocurrieron en abril. Las fechas están mal", dijo el militar en declaraciones a la prensa que lo esperaba a la salida de los tribunales en Bogotá, según videos publicados en redes sociales.

    ​Pérez Amézquita acudió el 24 de enero a los tribunales en el reinicio de las audiencias en las que se investiga el asesinato de Torres, y a la cual también asistieron los soldados profesionales Cristian David Casilimas Pulido, Yorman Alexánder Buriticá Duarte y William Alarcón Castrillón por su presunta participación en el homicidio.

    El militar se refirió en sus declaraciones a la prensa a una serie de audios difundidos recién por la Fiscalía en los que se le escucha hablar con el cabo Daniel Eduardo Gómez Robledo —quien disparó a Torres al parecer por órdenes del coronel— y a quien le recomienda estar pendiente de las personas que reclamaban por el cuerpo del exguerrillero, quien se había acogido al Acuerdo de Paz y estaba en proceso de reincorporación.

    En un segundo audio, tomado de conversaciones de Whatsapp entre Pérez Amézquita y el cabo Gómez Robledo, se escucha al coronel decir al suboficial que no reporte la muerte de Torres por radio y le sugiere usar la frase "sin novedades".

    Según la Radio Nacional de Colombia, presente en la audiencia, Pérez Amézquita no aceptó los cargos de la Fiscalía, que lo señala de ser el determinador de la conducta de homicidio en persona protegida.

    La audiencia fue suspendida al mediodía (17:00 GMT) y será retomada el 27 de nero, cuando el juez 17 de control de garantías de Bogotá tomará la decisión respecto de si envía o no a la cárcel a Pérez Amézquita.

    Durante la audiencia el delegado de la Procuraduría pidió cárcel para el coronel por ser el "determinador "del asesinato de Torres y para los otros militares implicados por su complicidad en el hecho, y señaló que en estos casos se debe aplicar una pena de entre 40 y 50 años de prisión.

    Torres fue asesinado el 22 de abril de 2019 en la vereda (aldea) Carrizal del municipio de Convención, Norte de Santander (nordeste), a manos del cabo Gómez Robledo, quien paga una pena de 20 años de prisión.

    Tras el asesinato, el cabo y otro soldado intentaron sepultar el cuerpo en una fosa común, pero fueron descubiertos por la comunidad.

    Según ha trascendido en las investigaciones, Pérez Amézquita ordenó el asesinato del exFARC tras asegurar que era el responsable de la muerte de un soldado con explosivos.

    Etiquetas:
    Colombia, asesinato
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook