En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Cientos de manifestantes marcharon por algunas de las principales vías de Bogotá hasta llegar a la céntrica Plaza de Bolívar, donde se concentraron y participaron de un cacerolazo contra el Gobierno central, en protesta por los asesinatos de líderes sociales y por demandas sociales.

    La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, señaló que la mayoría de las movilizaciones realizadas en Bogotá (19 en general) fueron pacíficas, y que sólo dos terminaron en disturbios y enfrentamientos con la Policía.

    "A lo largo del día en Bogotá han marchado en rechazo al asesinato sistemático de líderes sociales, las chuzadas (interceptaciones ilegales), por la educación pública y el pliego (de peticiones) del Comité Nacional de Paro. La mayoría de movilizaciones han sido pacíficas. Transmilenio opera al 90% en toda la ciudad", indicó López en Twitter.

    ​Cientos de personas, entre estudiantes, indígenas, sindicalistas, defensores de derechos humanos y representantes de la oposición, se concentraron en la Plaza de Bolívar, aunque la manifestación, denominada 21E (21 de enero), no llegó a congregar la cantidad de manifestantes que las jornadas anteriores, como la del 21 de noviembre de 2019, que alcanzó a reunir a cerca de 10.000 personas sólo en Bogotá.

    Las marchas en Bogotá comenzaron temprano en la mañana con bloqueos parciales de vías en zonas como Suba, Fontibón (noroccidente) y Kennedy (suroccidente), y hacia el mediodía se trasladaron al norte-centro, en inmediaciones del Parque Nacional, donde continuaron hacia el centro de la ciudad.

    El tránsito vehicular fue interrumpido debido al cierre de vías por la manifestación, luego de algunos enfrentamientos entre encapuchados y agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, que también se dieron en el occidente de Bogotá.

    El secretario de Gobierno de la ciudad, Luis Ernesto Gómez, aseguró que del total de 19 movilizaciones, 16 fueron disueltas de manera pacífica y que 62 personas fueron detenidas por la Policía, mientras que se registraron diez heridos, la mayoría de ellos miembros de la Fuerza Pública.

    La concentración también generó críticas de la población por el impedimento en el transporte.

    "Todos estamos en favor de esos pedidos, pero la verdad es que terminamos un año y comenzamos otro en medio de protestas que lo único que hacen es afectar a los que trabajamos y debemos usar Transmilenio (sistema de buses articulados de servicio público) para movilzarnos", dijo a Sputnik Rodrigo Barrientos.

    Como Rodrigo, miles de ciudadanos de Bogotá debieron bajar esta tarde de los buses de Tansmilenio debido al cierre de vías y caminar por kilómetros para buscar otras formas de transporte o llegar hasta sus hogares, según pudo constatar esta agencia.

    "Llevo casi una hora caminando y aún me falta bastante para llegar a mi casa. Salí desde temprano a una cita odontológica, pero tampoco alcancé a llegar, me quedé varada a medio camino y ahora, de paso, me toca caminar hasta mi casa; sólo salí a perder el tiempo", se quejó otra usuaria del sistema en el noroccidente de la ciudad.

    La jornada de protestas es la primera que se realiza en lo que va del año y fue convocada por los integrantes del Comité del Paro, quienes esperan retomar los diálogos con el Gobierno sobre un pliego de peticiones del cual aún no obtienen respuesta por parte del Ejecutivo.

    Sin embargo, el Gobierno sostiene que ha mantenido diálogos con diferentes sectores y escuchado sus peticiones.

    Etiquetas:
    cacerolazo, protestas, Bogotá, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook