En directo
    América Latina
    URL corto
    0 04
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Líderes conservadores bolivianos descalificaron al binomio de candidatos Luis Arce-David Choquehuanca, anunciado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), ya que creen que fueron impuestos por el expresidente Evo Morales (2006-2019).

    "Es una imposición de Evo Morales, como ha manejado en estos últimos años el país (…), la candidatura de Arce y Choquehuanca es continuismo, más de lo mismo", dijo a la prensa local el jefe del partido derechista Demócratas, Rubén Costas, en el cual milita la presidenta de facto Jeanine Áñez.

    El senador Óscar Ortiz, excandidato presidencial de Demócratas, acotó en conferencia de prensa que "Evo al final no respeta lo que deciden sus militantes en Bolivia, quiere seguir decidiendo en el exterior".

    Las reacciones se produjeron al día siguiente de que el expresidente Morales anunciara en Buenos Aires, donde está exiliado, que sus exministros Arce (Economía) y Choquehuanca (Relaciones Exteriores) serán los candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente, para las elecciones a realizarse el 3 de mayo.

    Esa decisión contrastó con una propuesta de los movimientos sociales que sustentan al MAS para que el binomio electoral esté compuesto por Choquehuanca, quien es un intelectual aymara, y Andrónico Rodríguez, joven dirigente de los sindicatos cocaleros que lidera el mismo Morales.

    Por su parte, el expresidente derechista Jorge Quiroga (2001-2002), quien ha anunciado recientemente su candidatura para mayo, publicó en Twitter: "Dedazo del jefazo, Evo impone (candidatos) desde su cómodo asilo argentino".

    ​Calificó a Arce como "gerente de 14 años de despilfarro y corrupción", aseveró que en la decisión de Morales habría pesado la influencia de su exvicepresidente Álvaro García Linera, con quien comparte el exilio.

    El ultraderechista exdirigente cívico de Santa Cruz (este), Luis Camacho, líder de las protestas que derribaron a Morales y ahora candidato presidencial, calificó al binomio electoral masista como "discriminador, un peligro para todos los bolivianos".

    El ministro de Gobierno de Áñez, Arturo Murillo, afirmó también en Twitter: "El caudillo (Morales) no quiere sombra, no le importan las bases, no le importa democracia, premia la obediencia del tecnócrata del despilfarro, premia cajero de corrupción y da la espalda a Andrónico, joven líder con arrastre, y "consuela" a indígena Choquehuanca de segundón".

    ​Los candidatos para las elecciones de mayo deben ser inscritos hasta el 3 de febrero, según dispuso el Tribunal Supremo Electoral.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook