En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    141
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — A pesar de tener sólo un 6% de apoyo ciudadano, el más bajo en la historia del país, el presidente chileno, Sebastián Piñera, no renunciará debido a su personalidad narcisista extrema y su nula capacidad de autocrítica, dijo a Sputnik el sociólogo y director del área electoral de la fundación Chile21, Axel Callis.

    "Cualquier presidente ante un 6% de aprobación pensaría en renunciar, pero Piñera no, él no viene de la política sino que del mundo empresarial y su personalidad narcisista extrema y su nula capacidad de autocrítica le impiden ver lo que está pasando", afirmó Callis.

    Esta semana, el Centro de Estudios Públicos de Chile (CEP), considerado uno de los centros de pensamientos más importantes de este país, publicó su encuesta trimensual de opinión ciudadana revelando que el respaldo del presidente Piñera cayó de un 25 a sólo 6% en tres meses, debido a su criticada gestión durante la crisis social que afecta al país desde octubre del año pasado.

    A raíz de aquello, algunas organizaciones sociales como el Colegio de Profesores, y una buena parte de los manifestantes en las calles y en redes sociales comenzaron a exigir al mandatario su renuncia al cargo, considerando que es la primera vez que un presidente obtiene un respaldo tan bajo en la historia de las encuestas.

    "Piñera aún no se da cuenta de que la manera en que está gestionando la crisis es muy equivocada, y esto en parte es porque no genera ningún patrón de autocrítica y además, porque al venir del mundo empresarial sus asesores no actúan como tal, sino que son como sus empleados", dijo Callis.

    El experto electoral afirmó que "Piñera aún no se ve como parte del problema, y esa personalidad sumado a que en Chile existe un régimen presidencialista extremo impide que él vea si quiera la posibilidad de renunciar".

    "Si en Chile existiera un régimen semi presidencialista o un régimen parlamentario, hace rato que el mandatario habría sido removido y tendríamos otro líder", agregó.

    La próxima elección presidencial de Chile es en noviembre de 2021.

    Según el analista, si Piñera quiere terminar su Gobierno permaneciendo en el cargo debe acoger las demandas ciudadanas que impulsan la crisis social que atraviesa el país, y además, debe tener menos protagonismo propio y darle vitrina a sus ministros.

    "Piñera debe ser un facilitador de acuerdos políticos, él debe guiar la conversación, no protagonizarla, y para eso debe empoderar a sus ministros, y obviamente, ceder a las demandas ciudadanas", cerró.

    Renuncia del presidente

    El 12 de diciembre la oposición política chilena intentó acusar constitucionalmente al presidente de Chile en el Congreso, señalándolo como el principal responsable de las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la crisis social.

    Y, a pesar de que la acusación no consiguió los votos necesarios para destituir al mandatario, muchas personas comenzaron a preguntarse qué pasaría en el caso de que el cargo de Presidente de la República quede en vacancia, e incluso, una de las preguntas más buscadas por los chilenos en Google en 2019 fue "¿quién es el vicepresidente de Chile?".

    Esto, porque el cargo de vicepresidente en el país no tiene ese nombre, sino que es una facultad del ministro del Interior, quien asume el cargo de presidente subrogante cuando el mandatario viaja fuera del territorio nacional.

    Según establece la Constitución del país, si el puesto de presidente de la República queda vacante (por muerte, renuncia, destitución u otra razón) faltando menos de dos años para la próxima elección presidencial, el Congreso Nacional deberá elegir en una votación a un presidente interino que asumirá el cargo hasta el término del mandato.

    Si la vacancia se produjese faltando dos o más años para la próxima elección, el ministro del Interior deberá gobernar con el objetivo principal de organizar una elección presidencial dentro de los próximos 120 días desde que asumió el cargo.

    En Chile se arrastra una crisis social desde octubre de 2019, fecha en que comenzó una seguidilla de manifestaciones ciudadanas protestando contra la desigualdad, el profundo sistema económico neoliberal, el precio de los servicios básicos, la Constitución y para rechazar la gestión del propio Piñera.

    Etiquetas:
    renuncia, Sebastián Piñera
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook