En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El senador de izquierda colombiano Iván Cepeda confió que, en caso de que sea admitido por la Jurisdicción Especial de Paz (JEP, tribunal de paz), el líder paramilitar Salvatore Mancuso cumpla con la verdad y pueda participar en la reparación de las víctimas del conflicto armado en el país.

    "Creo que Mancuso es un líder paramilitar bajo cuya responsabilidad ocurrieron decenas de miles de crímenes, muchos de ellos en connivencia con políticos de muy alto nivel, y espero que cumpla con su deber de dar verdad y reparación a las víctimas en la JEP", dijo Cepeda a Sputnik.

    El senador, quien viajó a Washington para denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Congreso de Estados Unidos una nueva interceptación ilegal a legisladores, periodistas y magistrados de Colombia por parte del Ejército, se refirió así a Mancuso luego de ser consultado por recientes anuncios del exparamilitar sobre hechos aun no investigados del conflicto armado y que involucrarían al propio Cepeda.

    Según un comunicado que Mancuso envió a la JEP con el objeto de ser recibido en esa jurisdicción, varios de esos hechos, que terminaron en sentencias absolutorias o que nunca se investigaron, involucrarían también al senador y expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), a su hermano, el ganadero Santiago Uribe, y a la excongresista de izquierda Piedad Córdoba, entre otros.

    Mancuso cumple una pena por narcotráfico en la prisión federal USP de Atlanta (EEUU), que termina el próximo 27 de marzo, luego de lo cual será enviado a Colombia para que responda por otros delitos ante la justicia ordinaria.

    Aunque se desmovilizó como líder paramilitar bajo la denominada Ley de Justicia y Paz (durante el Gobierno de Uribe), la defensa de Mancuso realiza gestiones para que sea admitido por la JEP, creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana para juzgar a exguerrilleros, militares y terceros que financiaron el conflicto armado.

    Mancuso pide que sea aceptado no como exparamilitar, sino como un tercero civil que financió y auspició grupos armados entre 1989 y 1996, año en el que tomó las armas.

    Sin embargo, la JEP respondió a Mancuso que su plan de aportar verdad sobre el conflicto debe ser "un compromiso serio y real, claro en su contenido y que tenga una concreción en el tiempo para su cumplimiento".

    De llegar a ser aceptado por la JEP, las revelaciones de Mancuso podrían ser de gran importancia en el marco del caso 004, que investiga graves victimizaciones en el conflicto armado cometidas por la antigua guerrilla de las FARC y la Fuerza Pública (con la cual se dice que el exparamilitar actuó en connivencia) en municipios de Antioquia y Chocó (noroeste).

    Etiquetas:
    paramilitares, Iván Cepeda, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook