En directo
    América Latina
    URL corto
    0 75
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Autoridades de Panamá confirmaron el hallazgo de siete cuerpos en una fosa común en El Terrón, comarca indígena de Ngäbe-Buglé (oeste), que pertenecerían a víctimas de una secta que operaba en la comunidad y que se denominaba 'La Nueva Luz de Dios'.

    El Ministerio Público señaló en un comunicado que los cadáveres pertenecían a seis menores de entre uno y 17 años de edad y a una "mujer adulta que estaba embarazada de aproximadamente 4 a 6 meses, madre de 5 de los menores". 

    El fiscal superior de la localidad de Bocas del Toro, Rafael Baloyes, dijo al diario La Prensa que el Ministerio Público, la Policía Nacional y el Servicio Nacional Aeronaval se trasladaron al lugar ante denuncias de "personas que habían sido maltratadas" por la secta.

    "Ubicamos, por referencia de los ciudadanos, una estructura que la utilizaban como iglesia, y en esa estructura se estaba dando un rito; en ese rito había personas que estaban retenidas contra su voluntad, había una persona que estaba desnuda, una mujer, y todos estos actos eran para quitarle la vida si ellos no se arrepentían de sus pecados", narró el funcionario a ese medio.

    Baloyes añadió que, según narraron habitantes del lugar, el día anterior fue víctima de esa secta una familia a la que llevaron para "celebrar el culto" y a la que masacraron.

    Al menos 10 personas fueron detenidas por lo ocurrido, nueve adultos (ocho hombres y una mujer) y un menor de edad, informa La Prensa, y se espera que el 17 de enero se realice la audiencia de imputación en Bocas del Toro, donde se presentarán cargos de homicidio y asociación ilícita para delinquir. 

    Etiquetas:
    fosa común, sectas, cadáver, hallazgo, Panamá
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik