En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El Gobierno de Ecuador estudia los presuntos daños y perjuicios ocasionados por la constructora brasileña Odebrecht en la construcción del poliducto Pascuales-Cuenca para fundamentar una contrademanda frente al proceso judicial por 174,7 millones de dólares que esta empresa sigue contra la petrolera estatal Petroecuador.

    "Una suerte de los pájaros contra las escopetas (...) Este Gobierno no lo va a permitir. Estamos cuantificando técnicamente los daños y perjuicios, y vamos a proceder. Esperamos tener esta valoración en los próximos días; será la base sobre la cual haremos una contrademanda que beneficie a los ecuatorianos y sancione (…) a la empresa corrupta", dijo el ministro de Energía, José Agusto, a periodistas.

    El ministro añadió que los daños en la obra son evidentes y que el Gobierno no permitirá que Odebrecht, con su demanda "maliciosa", perjudique a los ecuatorianos.

    "Apelamos a la justicia, a que exista una conciencia social. Los daños son evidentes. Hay cimientos que están en el aire", enfatizó el ministro.

    El Poliducto Pascuales-Cuenca forma parte de las cinco megaobras hidrocarburíferas construidas por el Gobierno de Rafael Correa (2007-2017), en las que se encontraron serios problemas técnicos y sobrecostos, según estudios de empresas contratadas con el acompañamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

    Según un informe de diciembre de 2018 de la empresa ABS Consulting, contratada por el Gobierno de Lenín Moreno para que analice el estado de la obra, las deficiencias en la ingeniería han provocado problemas de diseño, construcción, operación y mantenimiento del ducto.

    La empresa dijo en un reporte que, de acuerdo con la información disponible y la evaluación física, las condiciones operacionales del poliducto Pascuales-Cuenca, incluidas estaciones, terminales y ducto, son altamente riesgosas y poco confiables.

    El martes, un tribunal la ciudad de Guayaquil (oeste) instaló la audiencia de juicio por la demanda de Odebrecht contra Petroecuador.

    La demanda de la empresa brasileña se dio por planillas impagas y por la terminación unilateral del contrato del poliducto Pascuales-Cuenca, decidida por el Gobierno de Moreno tras detectarse, según se dijo, serios daños en su infraestructura, así como sobreprecios y sobornos.

    La construcción del poliducto Pascuales-Cuenca, una tubería para el transporte de derivados de petróleo, fue adjudicada a Odebrecht en octubre de 2013, durante el Gobierno de Correa.

    Adicionalmente, la obra fue declarada en emergencia por presentar fallas en su estructura.

    Odebrecht construyó importantes obras de construcción en Ecuador, durante el Gobierno de Correa.

    Según información oficial, la empresa entregó 47,3 millones de dólares en coimas en Ecuador para la obtención de contratos, dentro de la trama de corrupción que envolvió a la empresa en toda la región en el caso conocido como "Lava Jato".

    Etiquetas:
    Petroecuador, Odebrecht, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik