En directo
    América Latina
    URL corto
    2311
    Síguenos en

    La Embajada china comentó la reciente declaración sobre la financiación de la construcción de una refinería en el puerto petrolero de Dos Bocas del estado mexicano de Tabasco.

    El 13 de enero, el embajador chino en el país latinoamericano Zhu Qingqiao había comunicado que Pekín participaría en la construcción de la refinería Dos Bocas con una inversión de 600 millones de dólares.

    Sin embargo, más tarde la Embajada detalló que este dinero había sido prestado previamente en 2019 a Pemex para capitalizarse.

    "Fue algo en lo que participaron muchos bancos internacionales, además de los bancos chinos. Ocurrió el año pasado, en el primer semestre, cuando Pemex sufrió problemas de liquidez", declaró Ma Zhen, secretario de Asuntos Políticos de la Embajada de China.

    De esta manera, el representante chino calificó de "un malentendido" la información sobre la financiación de la construcción de la refinería debido al ruido que había durante la entrevista.

    "Lo que expresó el embajador fue que los dos bancos chinos sí participaron en financiación a Pemex, en unos créditos o préstamos para mantener la solvencia como empresa", aclaró.

    Según el funcionario, estos capitales no fueron específicamente para una obra como la refinería de Dos Bocas.

    "Es decir, los bancos sí dieron dinero a Pemex, pero no sabemos cómo usa Pemex ese dinero", afirmó.

    Por su parte, la secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, confirmó que la refinería será construida solo con recursos públicos y sin ningún financiamiento extranjero.

    "El proyecto del financiamiento de Dos Bocas está sustentado en financiamiento federal. No estamos sustentado por ningún banco", declaró.

    Actualmente, la inversión china en México constituye entre el 1% y 2% del total de Inversión Extranjera Directa (IED) y está enfocada en manufactura y el sector automotriz.

    Etiquetas:
    petróleo, Pemex, refinería, México, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik