En directo
    América Latina
    URL corto
    149
    Síguenos en

    Jhon Jairo Velásquez, más conocido por su apodo 'Popeye', es seguramente el sicario más famoso de Colombia. Desde que cayó preso en 1992, la fama del hombre que actualmente tiene 57 años no paró de crecer. Ahora, tras conocerse que padece un cáncer terminal, los colombianos volvieron a recordar su más siniestro récord.

    Cuántas personas había asesinado Popeye es una de las interrogantes que los colombianos más se hicieron en la década del noventa. Las primeras revelaciones llegaron en 2005, cuando Velázquez publicó el libro Sobreviviendo a Pablo Escobar, en el que reveló varios de sus crímenes.

    En sucesivas entrevistas realizadas a partir de 2014, cuando logró que la Justicia colombiana le otorgara la libertad condicional, Popeye le puso cifras al terror. "He matado a 300 personas", confesó ante la prensa que buscaba conocer la magnitud de la máquina de asesinar construida por el narcotraficante Pablo Escobar.

    Velázquez también dijo que, además de los 300 en los que fue el ejecutor, participó indirectamente en otros 3.000 asesinatos.

    Entre sus crímenes más sonados está el del político Luis Carlos Galán, ultimado por orden de Escobar en 1989 durante un acto político en el marco de su campaña hacia la presidencia de Colombia.

    Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, asesino colombiano
    © AFP 2019 / Raul Arboleda
    Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, asesino colombiano

    También es recordada su frialdad al asesinar a Wendy Chavarriaga Gil, una chica que había mantenido una relación con Pablo Escobar y luego tuvo un acercamiento con el propio Popeye. Escobar había ordenado investigar a la mujer al sospechar que estaba colaborando con la Policía. Al confirmar su hipótesis, le pidió al propio Popeye que la asesinara, convenciéndolo de que solamente estaba siendo usado por la mujer para poder delatar a Escobar. Finalmente, Popeye mató a la mujer en un restaurante, con la ayuda de otros dos sicarios.

    El propio Popeye también confesó que en 1988 se encargó del crimen del entonces procurador general de la Nación Carlos Mauro Hoyos.

    Asimismo, y quizás en la operación más grande en la que participó Popeye, el sicario confesó que fue parte del atentado al avión de Avianca que explotó en pleno vuelo el 27 de noviembre de 1989 y en el que fallecieron 110 personas.

    Popeye, que tras recuperar la libertad en 2014 regresó a prisión en 2018 por delitos de extorsión y amenazas, dijo en una entrevista que solamente se arrepiente del crimen de Galán. Consultado sobre la razón del arrepentimiento, explicó que aquella muerte "torció la historia de Colombia".

    Etiquetas:
    víctimas, Cártel de Medellín, sicario, asesinatos, Jhon Jairo Velásquez (Popeye), Pablo Escobar, narcotráfico, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik