En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Ochenta personas de la comunidad indígena de Nuquí (Chocó, noroeste) se vieron obligadas a desplazarse en las últimas horas a raíz del asesinato del guardia indígena Anuar Rojas Isarama, denunció la Defensoría del Pueblo de Colombia (ombudsman).

    "Rechazamos asesinato del guardia indígena Anuar Rojas Isaramá en Agua Blanca, Nuquí, Chocó. Solicitamos su esclarecimiento. Tras el hecho, 80 personas pertenecientes a la comunidad están en proceso de desplazamiento forzado. Pedimos activar las rutas institucionales de atención", advirtió el organismo a través de Twitter.

    ​Según versiones de la prensa local, tras el asesinato del guardia indígena la población estuvo confinada desde el domingo hasta la noche del miércoles sin ninguna comunicación con las autoridades.

    "Ya se desplazaron 80 indígenas y están esperando que llegue la comunidad completa para venir aquí al pueblo. Una comisión de la Defensoría, el inspector municipal y el personero salieron para el resguardo a atender la situación", dijo el alcalde de Nuquí, Jeffer Gamboa, según la emisora Blu Radio.

    El funcionario agregó que las 80 personas, de la comunidad indígena del resguardo Agua Blanca, ya se desplazaron al caserío del corregimiento (aldea) de Tribugá, que queda a tres horas de camino, y aseguró que pretenden llegar al casco urbano de Nuquí.

    La prensa local también señaló que el guarda indígena tenía 29 años y que no se conocían amenazas de muerte en su contra.

    Etiquetas:
    asesinatos, pueblos indígenas, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik