En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La implementación del Acuerdo de Paz en Colombia con la antigua guerrilla de las FARC registra “claros avances”, aunque aún es necesario mejorar en la protección a líderes sociales y excombatientes, aseguró en Bogotá el jefe de la Misión de Verificación de la ONU para ese proceso de paz, Carlos Ruiz Massieu.

    “Hay claros avances en materia de implementación de los acuerdos, pero también somos claros en los desafíos que tenemos por delante, pero me gusta recordar que este es un proceso de largo aliento, la implementación empezó antes de la presencia del presidente (Iván) Duque y ha avanzado de manera importante en estos 15 meses (que lleva de su gobierno)”, dijo el funcionario en una rueda de prensa conjunta con Duque vía streaming.

    Ruiz Massieu socializó este día el informe sobre implementación del acuerdo de paz que presentará la próxima semana ante el secretario general de la ONU, António Guterres, y ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York, y confió que 2020 “será un buen año para la implementación de los acuerdos de paz”.

    Sin embargo, destacó que aún restan “desafíos” por cumplir en materia de seguridad.

    “La principal preocupación es sobre la seguridad de los excombatientes, de los líderes sociales, defensores de derechos humanos, como en algunos departamentos como Chocó (noroeste) y Nariño (suroeste); son preocupaciones compartidas con el Gobierno y son temas en los cuales se ha hablado con el presidente de manera seguida”, dijo al respecto.

    El funcionario señaló como causa de esa inseguridad las economías ilícitas y la presencia de grupos armados ilegales en regiones que antes eran dominadas por las FARC (hoy convertidas en partido político de izquierda), pero dijo que “dentro de los acuerdos hay puntos en que se trata sobre estos asuntos” y que el Gobierno conformó la Comisión Nacional de Garantías de seguridad para brindar seguridad a las comunidades en riesgo.

    Carteles en la oficina del partido FARC en el centro de Medellín, Colombia
    © Sputnik / Esther Yáñez Illescas
    Ruiz Massieu también destacó los avances en la ejecución de proyectos productivos en los que participan los desmovilizados y el proceso de reincorporación en el que trabajaron el Gobierno y la FARC, y pidió que las diferencias que puedan surgir entre ambas partes sean resueltas en la Comisión de Seguimiento y Verificación de los Acuerdos (CSIVI).

    Por su parte, Duque aseguró que “la paz con legalidad está consolidándose” y que Colombia debe avanzar en ese camino.

    “Si Naciones Unidas valora lo que estamos haciendo, con más razón todos los colombianos tenemos que asumir esas banderas que nos unen para que la paz con legalidad se consolide en el país”, dijo.

    Señaló que su Gobierno confía en que la Misión de la ONU “acompañe” todo su periodo de gobierno “hasta agosto de 2022, para que ese seguimiento de Naciones Unidas contribuya a que la evaluación de la política de paz con legalidad sea totalmente veraz y ajustada a indicadores medibles”.

    Por último, afirmó que su Gobierno asignó recursos que permitieron poner en marcha 47 proyectos productivos y 898 individuales por parte de excombatientes de FARC en proceso de reincorporación.

    Etiquetas:
    FARC, ONU, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik