En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — El contacto con sus familiares y el apego a sus raíces es la principal motivación que tienen los cubanos residentes en Estados Unidos para visitar la isla, que en 2019 registró 552.816 entradas de residentes en ese país, según cifras ofrecidas por la cancillería cubana.

    "No es sorprendente que el número de cubanos que visitan la isla se mantenga alto, a pesar de las restricciones impuestas por la Administración (del presidente de EEUU Donald) Trump; para los cubanos, como para la mayoría de las culturas, la familia es un valor prioritario", comentó a Sputnik la doctora María Isabel Alfonso, coordinadora del grupo Cuban Americans For Engagement (CAFE), con sede en EEUU.

    El martes último, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla confirmó la llegada a Cuba de más de medio millón de cubanos residentes en EEUU en el año 2019, con un incremento de casi 60.000 visitantes respecto al año 2018.

    Este incremento se produce en medio de severas restricciones a las posibilidades de viajar desde la nación norteña a la isla, después de que la Casa Blanca estableciera prohibiciones a los vuelos de aerolíneas estadounidenses a nueve aeropuertos cubanos, cuyos pasajeros eran en su mayoría cubanos residentes en EEUU.

    A esto se une una campaña emprendida por grupos de extrema derecha desde la ciudad estadounidense de Miami (sur), principal asentamiento de la emigración cubana en EEUU, que llaman a prohibir cualquier acercamiento con la isla, incluso visitas y envío de remesas económicas.

    "Se está dando incluso un fenómeno curioso motivado por la ola de odio que han generado las políticas de la actual Administración (en EEUU); actores más jóvenes, y ya no solo los tradicionales del exilio histórico, han tratado de sacar partido de esta nueva ola de asedio hacia Cuba, mercantilizando en las redes sociales posturas de aislamiento que piden el fin de las remesas y de los viajes familiares", comentó a esta agencia la también profesora en el Departamento de Lenguas Modernas del Saint Josephs College, en Nueva York.

    Sputnik también conversó con Carlos Rafael Diéguez, periodista y analista internacional residente en Miami, quien coincidió en afirmar que a pesar de todas las presiones que ejerza el Gobierno de EEUU o los grupos más extremistas de Miami, los emigrados cubanos no dejarán de visitar a Cuba.

    "Seguimos viajando a la isla porque allá están nuestras familias, en mi caso allí están mis hijos, mi madre, hermanos y hasta mi abuelo que todavía vive, cómo crees que alguien, ni presidente ni emperador —refiriéndose a Trump— nos pueda prohibir ir a visitar a nuestras familias, llevarles nuestro cariño, nuestro amor, y apoyarlos en cualquier cosa que puedan necesitar".

    "Si nos prohíben viajar en avión —agregó Diéguez—, ya inventaremos la forma de llegar a la isla, a nuestra patria, para encontrarnos con nuestras familias, porque nadie nos puede quitar ese derecho, es un derecho universal, y mucho menos EEUU que dice ser un país de tantas libertades".

    A pesar de las presiones que ejercen grupos que cabildean en Washington por arreciar aún más el bloqueo económico, comercial y financiero que EEUU impone a La Habana desde hace casi 60 años, siguen aumentando las voces porque se eliminen las restricciones que establecen barreras entre la comunidad cubana en ese país y su tierra natal, incluso porque se permita a ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba.

    Elena Freyre, activista cubanoamericana y presidenta de la Fundación por la Normalización de las Relaciones EEUU-Cuba (ForNorm), también conversó con Sputnik, y subrayó que no existen dudas que los emigrados cubanos "desean más vínculos con su suelo natal y se oponen a las sanciones".

    "Los cubanos no abandonan a su familia ni a su gran familia que es la patria que los vio nacer; lo cierto es que, a pesar de las sanciones y la propaganda falsa, la mayoría de los cubanos en el sur de Florida desean más vínculos con su suelo natal y se oponen a las sanciones, las cifras lo confirman", enfatizó Freyre.

    La presencia de emigrados cubanos en Estados Unidos constituye la mayor comunidad fuera de la isla y califica como la quinta comunidad hispana en EEUU, después de grupos de emigrados de México, Puerto Rico, Venezuela y El Salvador, según cifras de censos en la nación norteña.

    El pasado 11 de diciembre, Cuba convocó la IV Conferencia La Nación y la Emigración, que tendrá lugar en la capital cubana del 8 al 10 de abril del 2020, donde participarán cubanos residentes en otros países, y da continuidad al proceso de acercamiento a la emigración de la isla en 1978.

    Estos diálogos iniciados en 1978, seguidos de otros en 1994 y 2004, entre el Gobierno de la isla y representantes de las comunidades cubanas residentes en el exterior, busca encontrar alternativas para mejorar las facilidades de las visitas a Cuba y otros intercambios familiares, así como la estabilización de las relaciones con entidades formadas por emigrados.

    Etiquetas:
    Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook