En directo
    América Latina
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Líderes parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Bolivia anunciaron que Evo Morales, presidente exiliado a quien consideran todavía jefe de estado "constitucional", brindará un informe de gestión a todo el país el venidero 22 de enero, fecha de conclusión de su tercer mandato.

    "No necesita venir, lo podemos hacer (...) con pantallas gigantes aquí en la plaza Murillo, en puntos estratégicos para que el país pueda escuchar de voz propia toda la gestión que hizo", dijo a medios locales el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque.

    Señaló que el MAS, que controla con más de dos tercios de votos las dos cámaras legislativas, prevé convocar para ese día una sesión de la Asamblea Plurinacional, en la que además de escuchar el informe de Morales consideraría formalmente la carta de renuncia presentada por el líder indígena el 10 de noviembre.

    La también masista presidenta del Senado, Eva Copa, apuntó en un encuentro con periodistas de El Alto, ciudad vecina a La Paz, que si no se realiza esa sesión parlamentaria, habría "mínimamente un acto especial" para recibir el informe de Morales.

    El expresidente radica actualmente en Argentina, donde tramita el estatus de refugiado político sin perjuicio de continuar ejerciendo como jefe del MAS, para disgusto del Gobierno de facto de Jeanine Áñez instalado desde el 12 de noviembre.

    Choque y Copa hablaron en medio de una creciente polémica sobre el próximo feriado del 22 de enero, Día del Estado Plurinacional instituido por el Gobierno de Morales en recordación de su asunción presidencial en 2010 como primer gobernante electo según la Constitución del Estado Plurinacional promulgada un año antes.

    El Gobierno de Áñez dijo a fines de diciembre que consideraba eliminar el feriado del 22 de enero, por considerarlo representativo de la "dictadura", como define a los 14 años de gestión de Morales, contando desde el 22 de enero de 2006 cuando juró a la presidencia bajo la anterior Constitución republicana.

    El Pacto de Unidad, que agrupa a las confederaciones sindicales, campesinas e indígenas que respaldaban al gobierno de Morales, advirtió con convocar a protestas si el gobierno actual persistía en su intención de anular el feriado.

    Ese grupo de organizaciones sindicales y sociales prevé reunirse el próximo fin de semana, junto con dirigentes del MAS, para definir acciones en defensa del feriado y de cara al incipiente proceso electoral.

    La senadora Copa dijo que la mayoría masista de la cámara alta se pronunciará en los próximos días en favor del feriado "plurinacional".

    "Creemos y nos vamos a mantener en que el 22 de enero no debería quitarse como día feriado, porque es un día que se recuerda la valorización de todos los pueblos indígenas campesinos originarios", sostuvo.

    El próximo 22 de enero encontrará probablemente a los partidos políticos bolivianos en pleno proceso de negociación de alianzas y designación de candidatos para las elecciones generales del 3 de mayo.

    Etiquetas:
    Bolivia, Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik