En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El 2019 fue el año más violento para excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ya que se verificaron 77 asesinatos frente a los 65 de 2008, afirmó la Misión de Verificación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), difundió la prensa local.

    "La Misión verificó 20 homicidios de exmiembros de las FARC-EP, lo que convierte a 2019 en el año más violento para los excombatientes desde la firma del Acuerdo de Paz, con 77 asesinatos hasta la fecha, frente a 65 en 2018 y 31 en 2017, el número total de asesinatos es ya de 173, a los que se suman 14 desapariciones y 29 intentos de homicidio", afirmó la Misión en su informe, consignan medios.

    En el informe se destaca el asesinato de Alexander Parra, que fue el primer caso ocurrido dentro del anillo de protección de uno de los antiguos espacios territoriales de capacitación y reincorporación.

    Por otro lado, en el informe se señala que 303 defensores de derechos humanos y líderes sociales fueron asesinados, de los cuales 86 se registraron este año.

    La Fiscalía General de la Nación y el Cuerpo Élite de la Policía Nacional están dirigiendo las investigaciones y han informado de avances en el 39% de los 86 casos, agregó la Misión.

    "Las comunidades, los defensores de derechos humanos, los líderes sociales y las personas involucradas en la implementación del acuerdo de paz, especialmente en las zonas rurales, continúan siendo blanco de violencia e intimidación por parte de grupos armados ilegales, organizaciones criminales y carteles de la droga", advirtió.

    Sostuvo que la presencia de grupos armados ilegales en los territorios étnicos sigue teniendo "consecuencias devastadoras", como reclutamientos forzados de menores, homicidios, desplazamientos, confinamientos y ataques y amenazas contra las autoridades y los líderes étnicos, en particular en los departamentos del Chocó (oeste) y el Cauca (oeste).

    La misión cuestión la respuesta institucional, la que considera que "ha sido limitada, a pesar de las repetidas alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo, no se ha contenido la violencia generalizada en el norte del departamento del Cauca; en octubre se produjeron dos masacres en menos de 36 horas".

    El acuerdo de paz fue firmado el 24 de noviembre de 2016 entre el presidente Juan Manuel Santos (2010-2018) y las FARC.

    El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, integrado por excombatientes de FARC, señaló en reiteradas ocasiones que el Gobierno de Colombia no cumple de forma total con el acuerdo de paz.

    Etiquetas:
    violencia, Colombia, FARC
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik