En directo
    América Latina
    URL corto
    1101
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El derrocado presidente de Bolivia, Evo Morales (2006-2019), repudió las declaraciones del exmandatario de su país, Jorge "Tuto" Quiroga (2001-2002), quien trató de "sinvergüenza" y "cobarde" al mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

    "Lamento que Tuto Quiroga, ex vicepresidente del dictador [Hugo] Banzer (1997-2001) y vocero de EEUU, insulte al presidente López Obrador y por lo tanto al pueblo mexicano que lo eligió con su voto", expresó Morales en su cuenta de Twitter.

    Quiroga llamó "sinvergüenza", "cobarde", "servil" y "sumiso" a López Obrador, luego de que éste pidió al Gobierno de facto de Bolivia que recapacite y respete el derecho de asilo que México ha otorgado a políticos del país sudamericano.

    El expresidente afirmó que López Obrador está "arrodillado" al presidente Donald Trump, cuando le exige que deporte a centroamericanos, y también a los gobiernos de Venezuela y de Cuba.

    "Los golpistas muestran su carácter violento ya no solo hacia los bolivianos sino a hermanos latinoamericanos", afirmó Morales.

    Por su parte, López Obrador dijo este 27 de diciembre que no iba a contestar a estas ofensas y que la conducta de México será en base a la legalidad internacional.

    El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, afirmó en Twitter que "ante los adjetivos e insultos a México y su presidente, se imponen la unidad nacional y aquella serenidad que dan la conciencia tranquila y la solidez de la posición mexicana en defensa del derecho internacional y el respeto entre los pueblos".

    También el presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, Arturo Zaldívar, se manifestó al respecto.

    "Respetando la independencia judicial y la división de poderes, cuando se ataca e insulta al Jefe del Estado Mexicano, todas y todos los mexicanos debemos estar unidos. Hacia el exterior no hay división que valga", afirmó el magistrado en Twitter.

    La tensión entre México y Bolivia fue en aumento en los últimos días debido al fuerte cerco que impusieron las autoridades de facto bolivianas a la sede diplomática mexicana, donde una veintena de personas vinculadas a Morales se encuentran solicitando asilo.

    México presentó el 26 de diciembre un recurso contra el Gobierno de facto de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, por lo que considera un asedio a su Embajada y a la residencia oficial de su embajadora en La Paz.

    El 26 de diciembre, la canciller de facto de Bolivia, Karen Longaric, afirmó que la decisión del Gobierno de México de demandar a Bolivia ante la CIJ es una "falacia jurídica".

    Longaric afirmó que el Gobierno de Jeanine Áñez es respetuoso de los tratados internacionales y de la Convención de Viena, por lo que "jamás podrían ingresar fuerzas de seguridad nacional a un inmueble diplomático sin previa autorización".

    Más temprano la Cancillería boliviana expresó en un comunicado su preocupación por la presunta injerencia de México en los asuntos internos de su país.

    Etiquetas:
    México, Andrés Manuel López Obrador, Bolivia, Evo Morales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik