En directo
    América Latina
    URL corto
    1833
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de facto de Bolivia expresó su preocupación por la presunta injerencia de México en los asuntos internos del país, afirmó la Cancillería en un comunicado.

    "El Gobierno de Bolivia expresa su profunda preocupación por la injerencia de México en los asuntos internos de Bolivia y llama al diálogo constructivo a ese país, en el marco del respeto a la decisión soberana de los bolivianos de recuperar su plena democracia a través de elecciones libres y transparentes", afirmó la Cancillería.

    Este 26 de diciembre, México presentó un recurso contra el Gobierno de facto de Bolivia ante la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, por lo que considera un asedio a su Embajada en La Paz, así como a la residencia de su embajadora, informó el canciller de ese país Marcelo Ebrard.

    Por su parte, la Cancillería de Bolivia afirmó que pretende tener "relaciones amistosas" con México, basadas en el respeto a la autodeterminación de los pueblos y en la no injerencia en los asuntos internos.

    Consideró que las relaciones bilaterales con el Gobierno de México se deterioraron desde el momento en el que ayudó al expresidente Evo Morales (2006-2019) a "tergiversar la realidad sobre la lucha y voluntad del pueblo boliviano".

    "En el afán de lavar la imagen autoritaria y antidemocrática del señor Evo Morales, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ofreció asilo al señor Evo Morales (...) Asimismo, el Gobierno mexicano permitió al señor Morales hacer declaraciones políticas desestabilizadoras e incluso llamados a la violencia (...) en contra de las normas internacionales", agregó.

    Señaló que la Cancillería atendió todos los requerimientos de la Embajada de México a pesar de que dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS, izquierda) y exministros del Gobierno de Morales se asilaron en ella.

    El 26 de noviembre de 2019 la Cancillería boliviana pidió a la Embajada de México que los asilados que son acusados por la comisión de delitos comunes sean entregados a las autoridades jurisdiccionales nacionales, se informa en el documento.

    "Sin embargo, el Gobierno mexicano rechazó categóricamente la entrega de esas personas (...) En fechas 19 y 29 de noviembre de 2019, y en reiteradas solicitudes verbales, la Embajada de México solicitó al Gobierno boliviano refuerzos policiales en la residencia de la embajadora de México; en este sentido, la Cancillería boliviana atendió este requerimiento", agregó la oficina diplomática.

    Afirmó que la Subsecretaría para Latinoamérica y el Caribe de la Cancillería mexicana y su Embajada acreditada en Bolivia "muestran a la opinión pública y a la comunidad internacional un escenario que no existe".

    "Han tergiversado y distorsionado la verdad respecto a las medidas de seguridad en dicha Embajada, y han manifestado que temen que las fuerzas del orden ingresen a esa Embajada a sacar a los asilados; eso no puede estar más alejado de la verdad; Bolivia es un país respetuoso de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas", agregó.

    Asimismo, este 26 de diciembre, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo en una conferencia de prensa que Bolivia brindó seguridad a la Embajada mexicana luego de haber recibido información de que movimientos sociales querían tomar la residencia para sacar al exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien es acusado por la supuesta "caída del MAS".

    "Como entenderán todos, especialmente la comunidad internacional, nuestra obligación como Gobierno de Bolivia es dar todo el resguardo a las embajadas, como lo hemos hecho, ¿por qué se quejan de que cuidemos la salud de sus alojados y de la misma embajadora? Nos parece que los únicos que han permitido que se violen los tratados ha sido el Gobierno mexicano", agregó.

    La tensión entre ambos países fue en aumento en los últimos días debido al fuerte cerco que impusieron las autoridades de facto bolivianas a la sede diplomática mexicana, donde una veintena de personas vinculadas al expresidente Evo Morales se encuentran solicitando asilo.

    México denunció en días pasados "la intimidación de la que están siendo objeto la Embajada y residencia oficial de México en Bolivia, lo que constituye una flagrante violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

    El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reiteró el reclamo a Bolivia de que cumpla con sus obligaciones emanadas de la Convención, y que incluyen garantizar la inviolabilidad de las misiones diplomáticas.

    También exigió a Bolivia "cesar la política de hostigamiento y amedrentamiento" y advirtió que si la situación se mantiene, responsabilizará al país sudamericano "por cualquier afectación a la sede diplomática, a su personal acreditado y a toda persona que se encuentre bajo la protección del Estado mexicano en ese país".

    Etiquetas:
    México, injerencia, preocupación, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook