En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Lo más importante de 2019 (77)
    338
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El contradictorio papel regional del presidente Andrés Manuel López Obrador, que oscila entre la no intervención en Venezuela y su respaldo abierto al líder boliviano Evo Morales, podría obedecer a la naturaleza nacionalista de su liderazgo, estiman politólogos e historiadores consultados.

    Las crisis que el presidente López Obrador reconoce haber padecido en su relación con Bolivia "fue resultado de una decisión muy opaca, en la que ofreció asilo a Evo antes de que el expresidente boliviano lo pidiera, lo cual abrió un frente interno innecesario", dijo a Sputnik el politólogo Rubén Aguilar.

    El profesor de la jesuita Universidad Iberoamericana sostuvo que el propósito de López Obrador fue emular al expresidente Lázaro Cárdenas" (1934-1940), quien en la era del "nacionalismo revolucionario" recibió al exilio español de la guerra civil que huía de la dictadura franquista.

    El asilo a Morales fue un inesperado giro, cuando López Obrador se aferraba cada vez más a la tradicional "Doctrina Estrada" de la diplomacia mexicana, de no intervención y respeto a la soberanía de los pueblos.

    El consultor político y autor del libro "La comunicación presidencial en México 1988-2012" señaló que se produjo "un inmediato desacuerdo mayoritario de la opinión pública mexicana con el asilo a Evo", lo que "abrió un frente interno del cual no tenía necesidad el presidente, y sus encuestas se lo decían".

    A pesar de que el canciller Marcelo Ebrard fue enfático al denunciar un golpe de Estado contra Morales, "la narrativa no alcanzo para sostener el apoyo y se desgastó muy rápido", estimó Aguilar.

    El activismo del líder boliviano en México comenzaba a incomodar a López Obrador, de modo que pareció encontrar un baluarte más firme y menos ambiguo en el nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, que le otorgó refugio.

    En otro escenario, ante la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de aplicar aranceles si no frenaba la migración indocumentada, mostró que no quiere problemas con los vecinos de Norteamérica.

    "Nunca en un siglo de política exterior habíamos tenido un presidente que cediera tan rápido ante las amenaza externas de EEUU", dijo a Sputnik el académico.

    Otro gesto poco atendido fue la visita del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien llegó con la expectativa de tratar el tema energético y una posible ayuda de suministros petroleros en condiciones preferenciales.

    "En la reunión, López Obrador no mencionó una sola palabra del tema petrolero, y en Cuba la gira pasó a la página 10 del diario oficial Granma", reseñó el analista.

    En cuanto al papel de Ebrard, el politólogo sostuvo que la misión de la Secretaría de Relaciones Exteriores, desde su nombramiento, fue "no abrir un frente de tensión con EEUU, y quitarle de encima el acoso permanente que esperaba de Trump".

    Reacio al liderazgo regional

    Por su parte, el doctor en historia Mario Vázquez Olivera, académico del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (Cialc) de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo a Sputnik que López Obrador no va encabezar un bloque regional que le traiga complicaciones internas.

    "Su olfato político lo lleva a no meterse a asumir el liderazgo de unas izquierdas latinoamericanas frágiles, en el sentido de inesperados desenlaces en cada país, como ocurrió con el caso de Bolivia", dijo el investigador.

    Ante los eventos en Sudamérica, el líder 66 años "actúa con una cautela muy grande, para no comprometerse a auspiciar iniciativas continentales", explicó el historiador.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © REUTERS / Press Office Andres Manuel Lopez
    A las expectativas de su protagonismo internacional, López Obrador siempre responde con su lema: "La mejor política exterior es una buena política interior".

    Sigue así los pasos de Lázaro Cárdenas, quien recibió al exilio español, pero también enarbola la figura del expresidente Benito Juárez, quien encabezó las reformas liberales que separaron al Estado de la Iglesia en el siglo XIX.

    La máxima de Juárez que suele repetir es: "Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz".

    El autor de libro "México ante el conflicto centroamericano" (UNAM, 2017) señala que otra ambigüedad se presentó en la política migratoria de "puertas abiertas" que desplegó en la primera mitad de 2019, a las caravanas de centroamericanos.

    "Cuando el tema se convirtió en un problema en su relación con EEUU, aplicó una política de contención con la Guardia Nacional ante la prioridad nacional del comercio", con el país vecino, indicó Vázquez.

    En todos estos dilemas de la diplomacia mexicana gravita un secreto a voces: su mayor reto es la violencia del crimen organizado.

    Este año 2019 terminará como el más violento de las últimas tres décadas, con más de 32.000 homicidios en diez meses.

    "En el fondo, el gran problema de México está en la pérdida del control del Estado en amplias franjas sociales y territoriales, a manos de la delincuencia organizada y la corrupción", puntualizó el historiador.

    Aunque sus críticos suelen compararlo con el expresidente Luis Echeverría (1970-1976), farol del tercermundismo no alineado durante la Guerra Fría, con los 15 años que López Obrador militó en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en sus años formativos "está más apegado al ejemplo de Cárdenas, capitalizando lo que pueda servir a su política interior, dejando de lado cualquier tema exterior problemático".

    Vázquez sostuvo que al gobernante le interesan solo tres cosas: "La relación con EEUU, el control de la seguridad interior y mantener la estabilidad económica, y cree que el resto del continente pude meterlo en problemas con su vecino".

    El mandato de líder mexicano de la izquierda nacionalista culminará el 30 de noviembre de 2024.

    Tema:
    Lo más importante de 2019 (77)
    Etiquetas:
    nacionalismo, liderazgo, Venezuela, México, Evo Morales, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook