En directo
    América Latina
    URL corto
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    211
    Síguenos en

    LA PAZ (sputnik) — La Cancillería boliviana negó enfáticamente que esté ejerciendo acoso o tenga planes de intervenir la embajada de México en el país, como derivación del conflicto sobre varios exfuncionarios del pasado gobierno de Evo Morales acogidos por esa representación diplomática.

    "Respecto a la posibilidad de que autoridades o la fuerza pública boliviana ingresen al recinto diplomático de México debo decir, categóricamente, que eso es imposible", dijo en conferencia de prensa la canciller del gobierno de facto boliviano, Karen Longaric.

    La canciller hizo la afirmación ante un comunicado del gobierno de México y publicaciones en las redes digitales, incluso un tuit de Morales, que denunciaron un supuesto aumento inusitado de la vigilancia policial en torno a la embajada mexicana, ubicada en el barrio residencial de Calacoto.

    "Nosotros somos un país y ésta es una Cancillería respetuosa de las inmunidades diplomáticas y de los privilegios, todo esto amparado en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas", aseguró Longaric.

    El supuesto refuerzo de la vigilancia policial fue denunciado a medios locales por familiares de los funcionarios bolivianos refugiados en la embajada mexicana, en procura de asilo, tras el golpe de noviembre contra Morales y la autoproclamación presidencial de la senadora Jeanine Áñez.

    En esa embajada estaban figuras destacadas del pasado gobierno como los exministros Juan Ramón Quintana, de la Presidencia; Héctor Arce, de Justicia; Javier Zavaleta, de Defensa; Wilma Alanoca, de Culturas, y Hugo Móldiz, de Gobierno, según informó la cancillería boliviana a fines de noviembre.

    Un oficial policial, que pidió el anonimato mientras comandaba una patrulla todoterreno cerca de la embajada mexicana, dijo a Sputnik que la vigilancia alrededor de esa oficina —ubicada entre residencias privadas— "se mantiene normalmente, es decir, al máximo nivel las 24 horas del día".

    Añadió, en referencia al aparente aumento de agentes del orden en el área, que "no hay un cambio de la situación, aparte de movilizaciones y reemplazos de personal por razones puramente operativas".

    El Gobierno mexicano denunció previamente el lunes 23, como incumplimiento a la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas a la excesiva presencia de agentes de inteligencia y seguridad alrededor de la residencia y embajada mexicanas en Bolivia.

    El Gobierno mexicano "expresa su profunda preocupación por la presencia excesiva de personal de servicios de inteligencia y de seguridad bolivianos que vigilan tanto la Residencia como la Embajada de México ante el Estado Plurinacional de Bolivia, desde el pasado 11 de noviembre", dijo en un comunicado la cancillería.

    El gobierno de facto boliviano anunció que no dará salvoconductos a los exfuncionarios de Morales que pretenden salir al exilio en México.

    La Paz acusó a México de haber tomado posición a favor de Morales.

    Tema:
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    Etiquetas:
    embajadas, México, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik