En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile constató que, durante el estallido social de los últimos meses, las fuerzas de seguridad cometieron graves violaciones a los derechos humanos que no eran vistas desde la dictadura de Augusto Pinochet, dijo en conferencia de prensa el director del organismo, Sergio Micco.

    Durante las protestas "se cometieron las más graves violaciones a los derechos humanos desde las cometidas en 1989, con la diferencia de que ahora ocurrieron en democracia", señaló Micco.

    El INDH presentó públicamente su 'Informe anual sobre derechos humanos en Chile', enfocándose principalmente en abordar los abusos policiales cometidos desde el comienzo del estallido social en octubre de este año.

    Micco reveló que se presentaron 6 querellas contra agentes del Estado por homicidio consumado y 12 por homicidio frustrado, y enfatizó en que 5 de 6 personas fallecidas fueron víctimas en el periodo de "estado de emergencia", entre los días 20 y 22 de octubre, es decir, cuando las Fuerzas Especiales estaban en la calle.

    En el ítem de derecho a la integridad personal, el INDH explicó que sus funcionarios visitaron 67 centros de salud y en ellos pudieron constatar que 3.442 personas habían sido heridas con perdigones, armas de fuego, balines, bastones policiales, o habían sido lesionadas de alguna manera por uniformados.

    De los heridos, Micco señaló que 254 eran niños, niñas y adolescentes.

    El INDH abordó en particular los casos de lesiones oculares contra manifestantes, alertando que hasta el 30 de noviembre pudieron constatar que 347 personas se vieron afectadas y 16 de ellas sufrieron un estallido ocular.

    Se informó sobre los casos en que la Policía impidió o dificultó el trabajo de los servicios de emergencia en el contexto de las manifestaciones, evitando procedimientos para los heridos, con testimonios de la Cruz Roja Chilena, el Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAPU), grupos de estudiantes de carreras de salud, y otros voluntarios.

    Además, se revelaron denuncias por vejaciones sexuales, torturas, tratos crueles, detenciones ilegales y otras.

    Por último, se instó al Estado a poner fin a las violaciones a los derechos humanos, a no permitir la impunidad judicial, ejecutar planes de reparaciones contra las víctimas y ocuparse de las demandas sociales.

    La reacción de la ONU

    "Saludamos el informe del INDH que, por supuesto, es el más completo de todos", dijo el funcionario Jan Jarab, representante en Chile de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, según publicó la propia entidad estatal en su cuenta de Twitter.

    ​Jarab aseguró que el estudio evidenció reiteradas vulneraciones cometidas por agentes del Estado desde octubre de este año, "tiene gráficos contundentes que corroboran los hallazgos sobre la utilización indiscriminada de la fuerza en contra de manifestantes pacíficos".

    Además, "como dice el informe, la falta de control sobre los medios disuasivos utilizados por la Policía, se explican por una indebida autonomía respecto a la autoridad civil", destacó Jarab.

    Por último, hizo un llamado a Chile a implementar urgentemente las recomendaciones del informe del INDH, y también las de la investigación de la Oficina de la alta Bachelet, que hace dos semanas expuso violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

    Esta semana se cumplieron 64 días de la crisis social que afecta a Chile, en la que diversos informes nacionales e internacionales han denunciado abusos policiales, torturas, vejaciones sexuales y uso excesivo de la fuerza de la policía y las Fuerzas Armadas contra los manifestantes.

    Etiquetas:
    Gobierno de Chile, violaciones, derechos humanos, manifestación, protestas, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook