En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    Lo más importante de 2019 (77)
    0 21
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los cambios de gobierno en Argentina y Uruguay, las consolidaciones de Bolsonaro y López Obrador en Brasil y México y un convulso e impredecible cuadro en gran parte de la América andina reorganizarán el mapa de integración en un continente al que le sobran bloques, dijeron a Sputnik varios especialistas.

    "América Latina no consigue formar bloques regionales, en primer lugar porque está dividida en regiones: tenemos América del Sur, Central y del Norte, está el Caribe con sus propios organismos, la Caricom, y Centroamérica con el SICA", dijo el analista argentino Pedro Brieger, jefe de cátedra en la carrera de sociología de la Universidad de Buenos Aires y director de Nodal.

    Protestas en Bolivia
    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    La historia de los regionalismos en América Latina está repleta de siglas e instituciones que no abarcan la totalidad de las naciones y que solo ponen en pugna a países con historias e intereses diferentes.

    La más importante y antigua es la Organización de los Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, y conformada por 35 países, es decir, todas las naciones americanas, si bien Cuba no participa pese a que en 2009 los demás Estados dejaron sin efecto la suspensión que le habían impuesto en 1962.

    Pero también existen los bloques de carácter económico: el Mercosur, la Comunidad Andina, la Alianza del Pacífico y el ALCA, muerto antes de nacer pero que dejó su contraparte ideológica, el ALBA.

    Y los organismos políticos similares a la OEA, pero sin Estados Unidos: la CELAC, la Unasur y su Parlasur, además de las cumbres Iberoamericana y de las Américas.

    Un manifestante en Quito
    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    Otros bloques se conformaron por situaciones puntuales como el Grupo de Río, que nació para buscar soluciones a los conflictos de América Central en la década del 80 y que mucho más tarde dio paso a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC); el Grupo de Lima y el Mecanismo de Montevideo, para tratar desde distintas perspectivas la crisis en Venezuela, además del conservador Prosur.

    "No ha habido un bloque capaz de aglutinar esas diversidades y economías dispares que tenemos en América Latina", advirtió el periodista y analista chileno Pablo Jofré, docente de la Universidad de Chile.

    En su opinión, "no puede haber bloques funcionales donde la equiparidad es absolutamente inexistente e incierta y no existen fondos de cohesión o estabilización como los que vivió Europa y su mancomunión de naciones en función de políticas de seguridad, política exterior y economía, orientadas a la estabilidad".

    Argentina y México

    El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador encontrará en 2020 un aliado ideológico en Argentina gobernada por Alberto Fernández, recién ungido como presidente de la tercera economía de América Latina.

    Se conforma así un nuevo eje progresista que, desde el extremo norte al sur, intentará dominar los bloques regionales con la delicada tarea de volver a incluir a Venezuela aunque promoviendo elecciones en ese país, justo en el año en que el autoproclamado presidente Juan Guaidó finaliza su período al frente de la Asamblea Nacional, el 5 de enero.

    Para el flamante canciller argentino Felipe Solá "ninguna de esas siglas explica la razón de la ausencia de este organismo" integrador.

    En la última reunión del Consejo de las Américas Solá destacó que "México por primera vez tiene ideas nuevas y pone una mirada muy especial y madura sobre América Latina" y opinó que "hay que desideologizar las relaciones, suena paradójico pero no quiere decir que se pierda identidad".

    "Creo que la Unasur no va a renacer, es algo que pasó", continuó. "No creo que tenga destino algo llamado Prosur, que algunos dijeron que tenía que llamarte Pronorte, fue algo absolutamente coyuntural y momentáneo, pero sí existe el Grupo de Lima y vamos a estar ahí, y también existe la CELAC", dijo.

    Resta saber si Argentina podrá "desideologizar" el Grupo de Lima, que reconoce a Guaidó como presidente encargado de Venezuela y del que también forma parte Brasil, que espera un 2020 con mucha intensidad política tras el anuncio del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) que recorrerá el país en mítines políticos.

    Brasil, Ecuador y Colombia

    El presidente brasileño "Jair Bolsonaro ve el fantasma del comunismo y el marxismo por todos lados y no es capaz de comprender que, frente a posturas ideológicas diferentes, él tiene que tener una postura más abierta", observó Brieger.

    El analista ve a Bolsonaro "anclado en posturas de hace 70 años, y por eso está bastante aislado en la región; si uno se fija bien se da cuenta que son pocos los gobernantes, incluso de derecha, que se sienten cercanos de Jair Bolsonaro".

    Los presidentes Iván Duque, de Colombia, y Lenín Moreno, de Ecuador, anunciaron que mantendrán su apoyo al Foro para el Progreso e Integración de América del Sur (Prosur) "como un espacio regional de diálogo y coordinación para la construcción de una Suramérica más democrática en la que primen el respeto y protección al orden democrático".

    Para Jofré, Prosur no tiene ningún futuro.

    "Es la creación de un grupo de gobiernos destinados a tratar de influir en la marcha del proceso bolivariano y el ascenso del desarrollo y consolidación del progresismo en América Latina", dijo.

    Se trata de "una continuación del Grupo de Lima con menos países pero con la misma ideología y objetivos, pero no tiene ninguna posibilidad de desarrollo, es una herramienta funcional a los intereses de EEUU en la zona", agregó.

    Para marzo de 2020 están previstos dos acontecimientos que terminarán de demostrar de qué forma se acomodan las fichas en América Latina: la asamblea general del Grupo de Lima y la de la OEA que elegirá, ni más ni menos, al futuro secretario general.

    Tema:
    Lo más importante de 2019 (77)
    Etiquetas:
    Colombia, Ecuador, México, Brasil, Andrés Manuel López Obrador, Jair Bolsonaro, Uruguay, Argentina, cooperación, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook