En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El senador brasileño Flávio Bolsonaro, uno de los hijos del presidente, negó las acusaciones de corrupción y blanqueo de dinero, presentadas por el Ministerio Público de Río de Janeiro, que dijo que compró inmuebles en Copacabana y abrió una franquicia de chocolates para lavar dinero obtenido de forma irregular.

    En un video publicado en las redes sociales dijo ser víctima de una persecución con el objetivo de dañar la imagen de su padre, y negó las supuestas actividades de blanqueo de dinero: "Si fuese un delincuente, como muchos piensan, ¿tú te crees que estaría preocupándome en abrir una franquicia, un negocio particular fuera de mi mandato? Siempre hice todo dentro de la ley", afirmó.

    Bolsonaro también rebatió la tesis de que compró dos apartamentos en Copacabana para lavar dinero; según los promotores, el senador pagó 638.000 reales en efectivo (156.000 dólares) y para compararlos, y cuando quiso deshacerse de ellos los vendió un 292% más caros.

    "Sólo porque conseguí comprar un apartamento a buen precio ahora estoy lavando dinero con inmuebles", ironizó, y explicó que se trata de dos estudios de 29 metros cuadrados que compró a un grupo de inversores estadounidenses que estaba dejando Brasil, por lo que consiguió negociar el valor.

    El senador también negó cualquier relación con las presuntas irregularidades que pueda haber cometido su exasesor Fábricio Queiroz, que trabajaba con él cuando Flávio era diputado en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, entre 2003 y 2015.

    Según los investigadores, Queiroz era el encargado de ejecutar la llamada "rachadinha", una práctica ilegal que consiste en coaccionar a asesores y funcionarios públicos para que devuelvan parte del salario al político que les contrató, en este caso, el hijo del presidente.

    Flávio Bolsonaro aseguró que los dos millones de reales (490.000 dólares), que el Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf) consideró sospechosos, procedían de los propios parientes de Queiroz que trabajaban con él en la Asamblea de Río: "¿Qué tengo que ver con eso?", se preguntó.

    A pesar de que la Fiscalía aún no presentó ninguna denuncia formal contra el parlamentario, este mismo jueves la defensa de Flávio Bolsonaro presentó un recurso ante el Tribunal Supremo Federal para paralizar las investigaciones.

    Etiquetas:
    blanqueo de dinero, Jair Bolsonaro, Flávio Bolsonaro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook