En directo
    América Latina
    URL corto
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    0 10
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La Asamblea Legislativa Plurinacional (Parlamento) de Bolivia instaló una sesión bicameral extraordinaria para designar un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), que organizará comicios generales en el primer semestre de 2020 para superar la crisis política del país.

    "Esta sesión es una nueva demostración de la voluntad de concertación política democrática, que va a dar al país un nuevo Tribunal Electoral", dijo Evo Copa, presidenta del Senado, en ejercicio de la presidencia del Parlamento, al instalar la reunión, rodeada de gran expectativa ciudadana.

    Copa, del mayoritario Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales, indicó que la sesión no tenía plazo de duración y se prolongaría "por razón de tiempo y materia" el tiempo necesario hasta que se concluya la designación de las nuevas autoridades electorales.

    El cambio del TSE y la convocatoria a nuevas elecciones generales fueron acordados a principios de diciembre por todos los partidos representados en el Parlamento, como pasos fundamentales de un proceso de reposición del orden constitucional tras el fracaso de los comicios de octubre pasado, por presunto fraude.

    La Asamblea, controlada por el MAS con más de dos tercios de votos en cada cámara, tenía previsto designar seis vocales del TSE de entre 155 candidatos habilitados por una comisión parlamentaria que evaluó a más de 500 aspirantes en la última semana.

    El séptimo vocal del TSE, cuya designación corresponde al poder ejecutivo, es el politólogo Salvador Romero, quien juró al cargo hace diez días.

    El acuerdo político para la nueva votación general incluyó la destitución de todas las autoridades electorales del país, que están actualmente procesadas por un supuesto fraude en las elecciones de octubre, ganadas por Morales.

    Los procesos contra esas exautoridades electorales y contra el mismo Morales se basan principalmente en un informe de la Organización de Estados Americanos que detectó "irregularidades" en el cómputo de votos aunque no presentó pruebas del supuesto fraude.

    Morales renunció el 10 de noviembre, en medio de la crisis postelectoral, y fue sucedido dos días después por la senadora Jeanine Añez, de un minúsculo partido opositor derechista, que se autoproclamó presidenta interina con aval del Tribunal Constitucional aunque sin acuerdo parlamentario.

    Según el acuerdo político, las nuevas elecciones se realizarían a más tardar en abril de 2020.

    Tema:
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    Etiquetas:
    Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Tribunal Supremo Electoral (TSE), Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik