En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Un total de diez exintegrantes de las FARC deberán rendir declaración libre ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el marco de las investigaciones que se realizan en 16 lugares del país en los que se presume hay restos de víctimas de asesinatos conocidos como "falsos positivos" por parte de agentes del Estado.

    Estas instancias tendrán lugar "durante la cuarta semana del mes de enero del año 2020 y fueron ordenadas por la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad [SARV] de la JEP", indicó la JEP en un comunicado.

    Se conoce como "falsos positivos" al asesinato de civiles por parte de militares, quienes hacían pasar a los muertos por guerrilleros, para así obtener prebendas y ascensos.

    La práctica se dio principalmente durante parte del mandato del presidente Álvaro Uribe (2002-2010), hoy senador.

    La citación a los exguerrilleros se da en razón de que dicha sección de la JEP había ordenado al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC, surgido tras la disolución de la guerrilla) y a la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas la remisión de la información en su poder sobre personas dadas por desaparecidas en seis municipios del área de influencia del proyecto hidroeléctrico Hidroituango (Antioquia, noroeste).

    El pasado fin de semana la JEP confirmó, a través de un comunicado, que desde el 9 de diciembre realiza una diligencia de prospección y exhumación de cuerpos en el Cementerio Católico Las Mercedes, del municipio de Dabeiba, en Antioquia, donde fueron hallados siete cadáveres completos de presuntas víctimas de "falsos positivos", por lo que ahora el estatal Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses trabaja en su identificación.

    Como en ese caso, se presume que en 15 municipios más del país, concentrados en cuatro departamentos, hay fosas comunes de víctimas de asesinatos extrajudiciales cometidos por agentes del Estado.

    Sin embargo, la citación de la JEP a los diez excombatientes de FARC se concentra sólo en los casos relacionados con el área de influencia de Hidroituango, donde se presume que existen personas inhumadas dadas por desaparecidas durante el conflicto armado.

    "La SARV ordenó decretar la toma de diez versiones de exmiembros de la desmovilizada guerrilla de las FARC... que hubiesen pertenecido al Estado Mayor Conjunto, al Bloque Noroccidental y/o a los Bloques 18 y 36", señaló la JEP.

    De acuerdo con el tribunal, el objetivo es "ordenar la toma de declaraciones que permitan determinar lugares de inhumación de personas dadas por desaparecidas en el área de influencia de Hidroituango, su grado de riesgo y la necesidad de adoptar medidas cautelares tendientes a proteger dichos lugares y permitir la recuperación de los cuerpos y su identificación en los casos en los que esto sea posible".

    A la audiencia, que se hará de manera reservada, fueron invitados por la JEP los delegados del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, de la corporación Ríos Vivos (que se opone al proyecto hidroeléctrico) y miembros del Equipo Colombiano Interdisciplinario de Trabajo Forense y Asistencia Psicosocial (Équitas).

    La diligencia se realizará en el marco de una serie de versiones voluntarias, en el que un exintegrante del Ejército indicó tener conocimiento de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por parte de agentes del Estado en Dabeiba.

    Según la JEP, dicha información fue contrastada con un conjunto de pruebas.

    En el marco del Caso 03 'Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado' ya se han adelantado 160 versiones por parte de uniformados de la Fuerza Pública y se han acreditado alrededor de 400 víctimas de falsos positivos.

    Etiquetas:
    Justicia Especial para la Paz (JEP), JEP, víctimas, asesinatos, Colombia, falsos positivos, FARC
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik