En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue autorizada por la justicia a viajar entre el 28 de diciembre y el 12 de enero a La Habana, donde es tratada su hija Florencia por problemas de salud.

    La senadora y exmandataria (2007-2015) "fue autorizada a viajar a Cuba entre el 28 de diciembre y el 12 de enero", informaron fuentes judiciales a las que accedió Sputnik.

    El Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que la juzga por irregularidades en su gestión en la provincia de Santa Cruz (sur), permitió el octavo viaje de la exmandataria a La Habana, después de que el fiscal Diego Luciani avalara el pedido.

    También otros tribunales en los que la vicepresidenta está procesada otorgaron su consentimiento.

    El diagnóstico principal de la hija menor de la expresidenta es de trastorno de estrés postraumático, a lo que se suma "síndrome purpúrico, polineuropatía sensitiva desmielinizante, amenorrea, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores", según el reporte médico.

    Florencia Kirchner, de 28 años, viajó en febrero a Cuba para asistir a un curso intensivo de guionistas de cine pero no pudo participar por problemas de salud.

    El pasado 7 de marzo las autoridades cubanas prohibieron a la hija de la senadora viajar en avión dado su estado de salud, por lo que la expresidenta se trasladó por una semana a La Habana para acompañarla.

    Florencia Kirchner se encuentra procesada junto a su hermano Máximo en dos causas judiciales que también atañen a su madre.

    En la primera, la familia está acusada de integrar una asociación ilícita y de lavado de activos a través de la sociedad inmobiliaria Los Sauces.

    En un segundo expediente, que fue elevado a juicio el 28 de febrero, la familia Kirchner fue acusada de lavado de activos a través de la sociedad hotelera Hotesur.

    Etiquetas:
    Florencia Kirchner, hija, Argentina, Cuba, Cristina Fernández de Kirchner
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik