En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado de Colombia (Movice) reclamó a la justicia transicional la custodia de fosas comunes en distintos lugares del país con restos de asesinados en ejecuciones extrajudiciales cometidas por militares, una práctica conocida en este país como "falsos positivos".

    "El Movice espera que, al igual que en [en el municipio de] Dabeiba (noroeste), la JEP (Jurisdicción Especial de Paz) y la UBP (Unidad de Búsqueda de Personas desaparecidas) realicen acciones para avanzar en la protección de los cuerpos que pueden encontrarse inhumados en otros 16 lugares de cuatro departamentos del país y que deben ser entregados a sus familias", sostuvo la organización en un comunicado.

    La JEP confirmó el fin de semana que desde el 9 de diciembre está abocada a la exhumación de cuerpos en el cementerio católico Las Mercedes de Dabeiba, en el departamento de Antioquia, donde podría haber unos 50 cadáveres.

    "Esta diligencia se realiza en el marco del Caso 03 'Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado' y del estudio de medidas cautelares en 17 territorios del país, donde se presume existen personas inhumadas dadas por desaparecidas durante el conflicto armado", indicó la JEP en un comunicado.

    Según ese tribunal, hasta el 14 de diciembre se habían inhumado siete cadáveres completos, que deberán ser identificados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

    "Adicionalmente, hasta la fecha (14 diciembre) se han recuperado numerosas estructuras y fragmentos óseos de otras posibles víctimas. Es importante señalar que estos hechos nunca habían sido investigados por la justicia ordinaria y que es una respuesta de la JEP para investigar y encontrar la verdad plena sobre la desaparición forzada", agrega el comunicado.

    El Movice señaló que como en el caso de Dabeiba, las organizaciones de víctimas y defensoras de derechos humanos han denunciado desde hace más de 10 años "la existencia de más de 26.000 cuerpos de posibles víctimas de ejecuciones extrajudiciales en más de 400 cementerios del país".

    En 2018 el Movice solicitó a la JEP medidas cautelares de protección a 16 lugares que en riesgo y donde se presume podrían encontrarse cuerpos de personas desaparecidas.

    En junio de 2019 esa solicitud se amplió al cementerio de Las Mercedes.

    "Se presume que en el cementerio de Dabeiba se encontrarían los restos de más de 50 personas presentadas ilegítimamente como bajas en combate (falsos positivos). Los indicios preliminares indicarían que se trata de hombres entre los 15 y los 56 años, con domicilio en Medellín y entre los que se encontrarían personas en condición de discapacidad", agregó la JEP.

    El testimonio voluntario de un exintegrante del ejército sobre asesinatos de agentes del Estado presentados como bajas en Dabeiba fue contrastado con un conjunto de pruebas, según la JEP.

    En el Caso 03 se registraron 160 testimonios de miembros de la Fuerza Pública y se documentaron alrededor de 400 víctimas de "falsos positivos".

    Esta práctica criminal se desarrolló durante el mandato del expresidente derechista y hoy senador Álvaro Uribe (2002-2010) por parte de militares que reportaban como caídos en combate a civiles que secuestraban y hacían pasar como guerrilleros para ganar prebendas y ascensos.

    Etiquetas:
    fosas comunes, Colombia, falsos positivos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik