En directo
    América Latina
    URL corto
    111
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La constructora brasileña Odebrecht "ayudó" a que Venezuela entrara en el Mercado Común del Sur (Mercosur), dijo el expresidente de la empresa, Marcelo Odebrecht, en una entrevista con el diario Folha de Sao Paulo, aunque no precisó el tipo de influencia que habría ejercido la compañía.

    "Se comenta mucho que Odebrecht ayudó a que Venezuela entrara en el Mercosur y eso es verdad: a nosotros nos interesaba traer a Venezuela al Mercosur porque fortalecería la relación de la política externa y disminuía la posibilidad de un futuro incumplimiento de ese país con Brasil", dijo el expresidente de la empresa.

    Marcelo Odebrecht no concretó de qué manera se facilitó la entrada de Venezuela en el Mercosur, pero reconoce que la influencia de su empresa en la política externa de Brasil era destacada.

    El Mercosur está conformado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay; mientras que Venezuela actualmente se encuentra suspendida del bloque.

    Por otro lado, Odebrecht tuvo una fuerte expansión por el mundo durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT, Brasil) con préstamos del estatal Banco Nacional del Desarrollo Económico y Social (BNDES).

    El expresidente de la empresa expresó que la "buena relación" que el Gobierno del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) tenía con algunos países, como Cuba, Venezuela o Angola, "ayudó".

    En este sentido, el exdirigente de la mayor constructora del país dijo que la única iniciativa en el extranjero que se debió a la "motivación ideológica y geopolítica" del Gobierno de la época fue la entrada en Cuba.

    "En todos los países íbamos por iniciativa propia, conquistábamos el proyecto y buscábamos una exportación de bienes y servicios; en Cuba hubo un interés de Brasil en ayudar a desarrollar algunos proyectos y ahí Lula pidió que Odebrecht hiciera un proyecto en Cuba", aseguró.

    Odebrecht explicó que, inicialmente, Lula sugirió arreglar una carretera, pero que el Gobierno cubano no mostró mucho interés, porque prefería construir casas para personas que se habían quedado sin hogar tras el paso de un tifón.

    Finalmente, la propia empresa sugirió construir un puerto: "Evaluamos las oportunidades e identificó que lo mejor para Brasil, económicamente y desde el punto de vista de bienes y servicios, era hacer un puerto en Cuba", dijo, en referencia al Puerto de Mariel.

    El expresidente de la empresa detalló que la construcción de un puerto posibilitaría que Brasil exportase estructuras metálicas y maquinaria, y que además generaría divisas internacionales, lo que ayudaría a pagar la financiación.

    Dijo que en un inicio la empresa tuvo dudas sobre ese proyecto, sobre todo por el recelo que generó entre sus clientes en Florida (sureste de EEUU).

    "Incluso intentamos salir [del proyecto del puerto de Mariel] al principio, pero era complicado: ¿cómo íbamos a usar el argumento de que una empresa brasileña no puede atender la geopolítica brasileña porque actúa en EEUU? De hecho, Cuba no fue una opción fácil para nosotros, pero acabamos yendo", recordó.

    Odebrecht fue preso en junio de 2015 acusado de delitos de corrupción y blanqueo de dinero; tras firmar un acuerdo de delación premiada con la Justicia, dejó la cárcel en diciembre de 2017 para cumplir régimen domiciliar y en diciembre de este año consiguió pasar a régimen semiabierto.

    Etiquetas:
    Cuba, investigación, Mercosur, Venezuela, Odebrecht
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik