En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    202
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los cambios que imprimirá en la relación con Venezuela el Gobierno electo de Uruguay son motivo de polémica entre dirigentes políticos oficialistas y opositores.

    "Tenemos una visión completamente distinta al Gobierno anterior; estamos convencidos que en Venezuela hay un Gobierno de facto, una dictadura ejercida por un grupo sostenido por las Fuerzas Armadas, pero sobre todo amparado por un grupo de poder que dejó Hugo Chávez (1999-2013)", dijo a Sputnik el senador electo por el Partido Nacional (PN, centroderecha) Jorge Gandini.

    Un Gobierno encabezado por el PN, y sostenido por una coalición con otros cuatro partidos, asumirá en este país el 1 de marzo.

    El integrante de la comisión de relaciones internacionales del hasta ahora gobernante Frente Amplio (FA, centroizquierda), Sebastián Hagobian, dijo a Sputnik que ve con "mucha preocupación" la próxima inserción internacional de Uruguay, ya que significa un "giro ideológico a la derecha".

    "Con el futuro Gobierno, Uruguay estará más cercano al Grupo de Lima que a la posición histórica uruguaya; nuestra tradición apuesta al respeto del derecho internacional y no alineamiento; somos el único Gobierno latinoamericano que tiene la capacidad de sentarse a dialogar con la oposición y con el Gobierno de Venezuela", dijo Hagobian, licenciado en relaciones internacionales.

    El 2 de diciembre el presidente electo Luis Lacalle Pou afirmó que Uruguay no seguirá integrando el Mecanismo de Montevideo para Venezuela porque existe una "superpoblación" de instancias internacionales, y optará por hacer oír su voz en organismos multilaterales como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos y el Mercado Común del Sur (Mercosur).

    El Mecanismo de Montevideo fue creado por México y Uruguay en febrero de este año para establecer una vía de diálogo entre las partes enfrentadas en Venezuela.

    El mandatario electo uruguayo también dijo que, a pesar de tener "coincidencias" con el Grupo de Lima, que está integrado por 14 países de la región y fue creado en 2017 para adoptar medidas de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro, aún no se definió si su futura administración participará de esa instancia.

    Por su parte, el diputado del PN, Pablo Abdala, dijo a Sputnik que el presidente ha sido "enfático" en señalar a Venezuela como una "dictadura" que viola los derechos humanos y las garantías individuales.

    "Lo que reclamamos para Venezuela es lo que pedimos para cualquier país, es decir, que supere la violación del Estado de derecho y que se convoque a elecciones", agregó.

    La senadora del FA, Mónica Xavier, aseveró a Sputnik que durante el Gobierno de la centroizquierda se logró concitar la atención de los países que tienen democracias "sólidas" al estar en dos instancias que favorecen el diálogo en Venezuela, el Mecanismo de Montevideo y el Grupo de Contacto Internacional establecido por la Unión Europea.

    "Preferiría que Uruguay no se fuera de ningún ámbito; si se va de ellos, se apoyan las pujas belicistas que una vez y otra también EEUU plantea contra Venezuela", agregó.

    Hagobian afirmó que Uruguay no "abrazó dictaduras", sino que fue "firme" cuando tuvo que serlo.

    "Lacalle sólo habla de Venezuela, pero se olvida que muy cerca de ese país hay una dictadura que se llama Honduras, donde hubo fraude electoral y hay violaciones de derechos humanos; parece que ahora se va a elegir a quien llamar dictador y a quien no", dijo.

    Relaciones internacionales

    Abdala y Gandini afirmaron que el objetivo del futuro Gobierno es una política exterior que cumpla con los intereses y expectativas del país en materia económica, comercial y productiva.

    "El Gobierno en ningún ámbito se va a manejar por definiciones ideológicas y no va a actuar en función de supuestas afinidades por determinados gobernantes; va defender el interés nacional, buscando la mayor apertura al mundo", dijo Abdala.

    Pero Xavier y Hagobian negaron que el Gobierno del FA se haya basado en vínculos ideológicos para insertar a Uruguay en el mundo.

    "No hemos privilegiado los vínculos ideológicos, hemos puesto por arriba los principios del derecho internacional y humanitario que son la histórica política de Uruguay en materia exterior", afirmó Xavier.

    Gandini aseveró que Uruguay tiene que apostar a tener una mayor cooperación con China, Rusia y EEUU.

    "Esos países son mercados potenciales para Uruguay; nosotros debemos ampliar las relaciones, pero sobre todo con el objetivo de conseguir nuevos vínculos comerciales, porque el país necesita crecimiento económico rápido para abatir su déficit fiscal", agregó.

    En cambio, Hagobian advirtió que cuando se analizan los Gobiernos del PN, se ve que en todos ellos hubo una "subordinación" de Uruguay a los intereses de EEUU.

    "En este caso, uno entiende que China es un actor fundamental, es el primer socio comercial de Uruguay, por lo tanto no creo que tenga mala relación con China porque eso puede perjudicar los intereses del desarrollo nacional, (...) pero con respecto a Rusia, no va a haber un acercamiento en materia comercial porque son más proclives a tener una política cercana a EEUU", agregó.

    El 24 de noviembre se impuso en segunda vuelta el candidato de la coalición opositora de cinco partidos, Luis Lacalle Pou, con una diferencia de 1,5 puntos porcentuales respecto del postulante oficialista Daniel Martínez, del FA.

    Etiquetas:
    polémica, Uruguay, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook