01:15 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Protestas en Santiago, Chile

    Crisis en Chile y movimientos sociales: ¿un resabio de la organización obrera de Allende?

    © Sputnik / Francisco Bravo Atias
    América Latina
    URL corto
    1172
    Síguenos en

    En 1972 los obreros chilenos protagonizaron la mayor experiencia de autogestión de la región con la creación de los 'cordones industriales'. Hoy los ciudadanos organizados están marcando un nuevo hito. ¿Qué similitudes y diferencias hay entre el movimiento surgido hace cuatro décadas y el de hoy?

    Los órganos colectivistas de 'poder popular' fueron establecidos en Chile por los trabajadores en los primeros años de la década de 1970 en apoyo al Gobierno de Unidad Popular (UP). 

    Tras las reformas radicales lideradas por el presidente Salvador Allende (1970-1973) la clase obrera experimentó una mejora en sus condiciones de vida. La nacionalización de las mineras, la expropiación de tierras y estatización de bancas privadas (entre otros) tuvieron su costo político y social. 

    En 1972 los empresarios y la oposición comenzaron a cerrar fábricas y realizar paros. ¿El objetivo? Generar desabastecimiento y malestar, acaparando bienes de primera necesidad y creando mercados ilegales para comercializar los productos a un mayor precio. 

    Los obreros de las fábricas se organizaron para vencer la presión patronal y crearon cordones industriales: ocuparon cientos de fábricas y coordinaron su propio trabajo. Desde las bases se logró producir y vender sin intermediarios y se empezó a dar respuesta a la crisis (también a vislumbrar una nueva forma alternativa de organización).

    En el momento del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, estaban establecidos y en orden 31 cordones que aglomeraban a unas 500 empresas;​ ocho de los cordones estaban en Santiago, la capital.

    El Chile de hoy

    Hoy no hay cordones, pero sí organización social. El 14 de octubre comenzó una serie de protestas que se mantienen. Según dijo a Sputnik el politólogo chileno Adolfo Ramírez, de Convergencia Social, una de las principales diferencias entre los cordones industriales y la lucha popular actual es que los órganos colectivistas de la década de 1970 eran marxistas y surgieron como soporte al Gobierno de Allende, y hoy "lo que estamos viendo es más bien una crítica a la institucionalidad vigente desde la vuelta a la democracia", en 1990. 

    "La sociedad civil se está manifestando en contra del establishment", sintetizó Ramírez. "Lo que sucede hoy excede a los cordones industriales", agregó.

    Otras de las diferencias que el politólogo señaló es que los cordones fueron un tipo de organización obrera marxista y hoy el movimiento no tiene una única ideología definida y está "acéfalo". 

    "Hoy vemos en distintos puntos del país organizaciones que buscan agrupar a una heterogeneidad de ciudadanos y ciudadanas que incluye desde obreros, estudiantes, artistas, instituciones académicas, culturales, pueblos originarios, hasta los sectores acomodados", destacó.

    "No hay partido político, gobierno u organismo central que lo agrupe, es un movimiento acéfalo que agrupa una enorme cantidad de demandas. Es mucho más transversal (también por no tener un carácter ideológico marcado) en comparación a lo ocurrido durante el Gobierno de la UP", explicó.

    Para Ramírez el proceso constituyente autoconvocado también es reflejo de un ejercicio de "reconstrucción del tejido social con un foco claramente político, algo que había desaparecido en Chile durante los años de democracia posdictadura". 

    "La gente se está organizando en sus propios barrios para tener asambleas y discusiones políticas con el fin de discutir cuál es el carácter que queremos para esta nueva Constitución y tener una incidencia en el acontecer político actual", agregó.

    Etiquetas:
    organización, marxismo, manifestación, chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik