10:31 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    La bandera de la ONU

    El Gobierno argentino critica a relator de la ONU que denunció coacción al Poder Judicial

    © CC BY 2.0 / sanjitbakshi / united nations flag
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El secretario argentino de DDHH, Claudio Avruj, elevó una queja a la ONU en la que cuestiona los supuestos excesos en los que incurrió el relator especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán, al observar un "amedrantamiento" al Poder Judicial por parte del Gobierno de Mauricio Macri.

    "Resulta preocupante, y ajeno a cualquier verificación empírica, referirse en esos términos, de inusual dureza, a los actos de un Gobierno democrático", objetó Avruj en una carta que compartió la Secretaría de Derechos Humanos con Sputnik.

    En una solicitud presentada el 1 de noviembre al embajador argentino ante los organismos internacionales con sede en Ginebra, Carlos Foradori, el relator especial alertó "de la presunta existencia de un plan sistemático y estructural de amedrentamiento del Poder Judicial de la República Argentina".

    En su respuesta, Avruj acusó a García-Sayán de haber "violado diversas reglas del Código de Conducta y del Manual de Operaciones que regulan su mandato".

    El Manual de Operaciones de los Procedimientos Especiales, aprobado por el Consejo de Derechos Humanos en agosto de 2008, estipula que se debe "comprobar en la mayor medida posible la información que reciben" y "apoyarse en hechos objetivos y fiables, basándose en normas de prueba que se ajusten al carácter no judicial de los informes".

    "Mi Gobierno entiende que estos principios han sido soslayados en la solicitud que formula el Sr. Relator Especial respecto del accionar de mi Gobierno", afirmó Avruj en su misiva.

    Tiempos y confidencialidad

    El Ejecutivo argentino también cuestionó que el relator tardara cinco meses en presentar sus objeciones, cuando las organizaciones denunciantes plantearon sus cuestionamientos el pasado mes de junio

    "Esta gravedad aparece patente recién en medio del proceso de transición política en nuestro país, cuyo Gobierno pasará, en pocos días, a manos de un sector político contrario a la actual administración", observó el secretario de derechos humanos.

    Avruj también lamentó que García-Sayán abogara por que la opinión pública fuese informada "sobre las implicaciones potenciales relacionadas con las alegaciones", cuando "tanto los llamamientos urgentes como las cartas de denuncia son confidenciales y siguen siéndolo hasta cuando el Relator Especial presenta su informe anual al Consejo de Derechos Humanos".

    Todo ello muestra "los excesos incurridos por el Sr. Relator General respecto de los alcances de su mandato", concluyó Avuj al final del documento.

    La carta fue presentada al presidente del Consejo de Derechos Humanos, Colyn Seck; a la presidenta del Comité de Coordinación de Procedimientos Especiales, Anita Ramasastry, y a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

    En su informe, el relator especial de la ONU otorgó al Gobierno un plazo de 60 días para recibir una respuesta sobre las medidas adoptadas en relación a las acusaciones formuladas, que incluyen "actos de amenaza, intimidación y presión a magistrados y magistradas, fiscales y abogados y abogadas, incluyendo la manipulación del Consejo de la Magistratura", órgano que supervisa la labor de los jueces.

    La gestión actual abandonará el poder el próximo 10 de diciembre, cuando asumirá el presidente electo, Alberto Fernández, y su compañera de fórmula, la exmandataria y senadora Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

    Etiquetas:
    justicia, Poder Judicial, abogados, magistrados, independencia, derechos humanos, ONU, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik