12:02 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Justicia (imagen referencial)

    La Justicia argentina confirma procesamiento de policía que mató a un hombre de una patada

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Argentina confirmó el procesamiento de un policía de la ciudad de Buenos Aires, Esteban Ramírez, que en agosto mató de una patada en el tórax a un hombre de 41 años.

    "Se considera que su conducta no se ajustó a los lineamientos impuestos por la ley", dice en su fallo el tribunal de segunda instancia al ratificar el procesamiento del policía.

    Este oficial inspector del cuerpo de la Policía capitalina, defendido en su momento por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, está acusado de "homicidio preterintencional" de Jorge Martín Gómez, a quien derribó de una patada en el barrio de San Cristóbal de la ciudad.

    La Sala 7 de la Cámara dispuso además un embargo al agente de dos millones de pesos (31.746 dólares).

    El vídeo de una cámara de seguridad muestra cómo Gómez caminaba por una bicisenda en el barrio céntrico de San Cristóbal cuando varios policías salieron a su encuentro y lo interceptaron.

    Uno de ellos le propinó una patada en el pecho y el hombre, que no mostraba ninguna actitud amenazante, cayó hacia atrás y se golpeó la cabeza contra el asfalto.

    Gómez, que había sido denunciado por una mujer en el número de emergencias 911 por supuestamente entorpecer el tránsito vehicular, falleció horas después como consecuencia de una fractura de cráneo, según la autopsia.

    Aunque el hombre portaba un cuchillo y estaba en aparente estado de ebriedad, tanto el fallo en primera instancia como el del tribunal de apelaciones consideraron que el policía se excedió respecto del protocolo previsto para estos casos.

    En su sentencia, el tribunal señaló que "la pasividad que momentáneamente evidenciaba Gómez y su estado perceptible de intoxicación al momento de la intervención de Ramírez, exigía que éste, antes de actuar como lo hizo, evaluara la situación con mayor detenimiento conforme a los parámetros que establecen las normas que guían su actuación".

    Para la jueza de primera instancia, la situación"no demandaba semejante despliegue de fuerza" y "aunque Gómez portara un cuchillo, su delicado y evidente estado aconsejaba la máxima prudencia y un actuar acorde a los protocolos específicos".

    La pena por homicidio preterintencional es de entre los tres a seis años de cárcel.

    La ministra Bullrich, en cambio, adujo que "hubo una acción de terminar con una amenaza", en su respaldo a la actuación del agente.

    A través de Bullrich, el Gobierno de Mauricio Macri anunció un cambio en la doctrina con respecto a las fuerzas de seguridad después de que otro policía, Luis Chocobar disparase por la espalda y matara a un ladrón que había acuchillado a un turista para robarle dos cámaras.

    El Ministerio de Seguridad reglamentó en mayo el uso de armas con descarga eléctrica, conocidas como Taser.

    Cuatro meses antes, la ministra Bullrich lanzó el Programa Restituir con el fin de reponer en sus cargos a agentes policiales que fueron sobreseídos en causas judiciales.

    En diciembre pasado, el Gobierno implementó un nuevo reglamento para las fuerzas de seguridad que autoriza a disparar a un sospechoso sin dar la voz de alto y sin que medie agresión previa directa.

    Etiquetas:
    matanza, cárcel, condena, procesamiento, muerte, acusado, policía, Argentina, justicia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik