15:33 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Evo Morales ofrece una rueda de prensa en Ciudad de México, el 20 de noviembre de 2019

    Evo Morales se refiere a la situación que vive Bolivia desde México

    © Sputnik / Eliana Gilet
    América Latina
    URL corto
    Por
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (180)
    37011
    Síguenos en

    En una conferencia de prensa convocada para denunciar la "masacre" que se vive en Bolivia desde su salida forzosa del país, Evo Morales señaló al Gobierno norteamericano y en particular al secretario general de la OEA, Luis Almagro, como partícipes de esta situación.

    Según la información presentada por Morales, 27 personas han sido asesinadas durante los diez días que han pasado desde que dejó Bolivia junto a su vicepresidente Álvaro García Linera.

    ​"Desde el lunes [18 de noviembre] hasta ayer [19 de noviembre] tenemos cerca de 30 muertos a bala, esta masacre es parte de un genocidio de lo que ocurre en nuestra querida Bolivia", dijo el exmandatario.

    Tras presentar un vídeo Morales sostuvo que "en Bolivia están matando a mis hermanos y hermanas".

    "Estos son algunos pasajes de la masacre en Bolivia y ayer [martes, 19 noviembre] la Plaza Murillo donde está el Palacio Quemado [sede del Gobierno boliviano en La Paz] apareció totalmente rodeada por tanques de las Fuerzas Armadas y había amenaza de cerrar la Asamblea Ejecutiva Plurinacional, felizmente nuestra bancada negoció cómo aprobar la ley que permita tener nuevas elecciones nacionales", sostuvo ante una nutrida presencia de la prensa nacional e internacional.

    También se dirigió a las Fuerzas Armadas y a la Policía, señalando que dejen de reprimir en las calles a la población y a sus seguidores.

    "Cuando llegamos al gobierno las Fuerzas Armadas apenas tenían un helicóptero y la hemos dejado con 25. Cuando se presentaron desastres nacionales y llegó el apoyo de los Gobiernos vecinos decidimos equiparlos para no seguir dependiendo de la solidaridad internacional, nunca había pensado que las Fuerzas Armadas fueran a usar ese equipamiento contra el pueblo", agregó.

    Presión foránea

    "Luis Almagro fue el último en sumarse al golpe de Estado", respondió Morales ante la pregunta de Sputnik durante su conferencia de prensa.

    Explicó que primero al golpe de Estado civil de la derecha se sumaron la Policía y el Ejército; momento en que la OEA aceleró el proceso, al adelantar un "informe preliminar" de auditoría sobre las elecciones presidenciales del 20 de octubre que no estaba previsto.

    El excanciller bolivariano Diego Pary estuvo presente durante la conferencia dada en México por Morales y apuntó al exmandatario que los representantes de Argentina, Paraguay, México y España también resultaron sorprendidos por el anticipo de este "informe preliminar". Así, los argentinos han denunciado públicamente cómo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, los ha acusado falsamente de ser espías.

    "Le dije al canciller Pary que me comunicara con Almagro a las dos de la mañana del domingo [10 de Noviembre] pero no se dejó comunicar. Finalmente hablé con el contacto de la OEA y le dije: "Si ustedes sacan ese informe, van a incendiar Bolivia y va a haber muertos. Paren ese informe, revisen bien". Repito que fue informe unilateral que fue político y no técnico", sostuvo Morales.

    Su estrategia actual es reclamar por la participación de otros organismos internacionales para que den su análisis sobre las elecciones del 20 de octubre, así como del principal representante de la Iglesia católica, el papa Francisco.

    "Pido a organismos internacionales y al hermano papa Francisco la conformación de una misión de observación electoral", dijo Morales.

    ¿Regresa?

    Exmandatario explicó que a pesar de que cotidianamente recibe información sobre lo que acontece en su país, él no está participando de la promoción de ninguna de las manifestaciones que han paralizado el país desde su renuncia y la autoproclamación de Jeanine Áñez como presidenta.

    "¿Qué reunión puedo hacer yo desde aquí? Hay acusaciones para decir que estoy agitando pero no son ciertas, pero saludo a los sectores movilizados contra el golpe de Estado de manera pacífica. He oído decir que los campesinos entre ellos se metieron bala, pero ¿quién podría creer eso?", sostuvo.

    Además, Morales expresó su disposición a regresar a su país, y pidió la ayuda de "facilitadores internacionales" para retornar desde su asilo en México.

    "Me gustaría volver (…) No soy corrupto, no soy delincuente para estar afuera de Bolivia (…), Les pido a los facilitadores internacionales que hablen para que se nos permita volver allá" , dijo.

    Ante la pregunta expresa de si tiene voluntad de regresar a Bolivia señaló que mientras la Asamblea legislativa no haya rechazado o aceptado su renuncia, "sigo siendo presidente".

    "EEUU no quiere que vuelva a Bolivia y están pidiéndolo a las Naciones Unidas y a la Unión Europea", señaló y recordó que cuando en el año 2002 fue expulsado del Congreso boliviano junto a otros cuatro diputados del Movimiento al Socialismo (MAS, su partido) "el movimiento campesino se movilizó por mi expulsión, ahora la historia se repite", sostuvo.

    Sin embargo, aclaró que además del reclamo por la restitución democrática en Bolivia que es la principal de las manifestaciones que se han dado en el país, Morales señaló que "sobre todo es una reacción para evitar nuevas privatizaciones a nuestros recursos naturales", concluyó.

    Mientras que el exmandatario hablaba en México, el Gobierno de facto de Bolivia anunciaba que presentará una demanda internacional contra Morales por supuestos delitos de lesa humanidad, acusándolo de alentar bloqueos que privarían de alimentos a las ciudades.

    Tema:
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (180)
    Etiquetas:
    crisis política, muerte, denuncia, Evo Morales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik