16:53 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Evo Morales, expresidente de Bolivia

    Expertos: asilo a Evo Morales no le generará problemas a México con otros países

    © REUTERS / David Mercado
    América Latina
    URL corto
    El exilio de Evo Morales tras su renuncia a la Presidencia (73)
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El asilo al expresidente boliviano Evo Morales (2006-2019) no le generará problemas a México en su relación con otros países porque hay una tradición histórica que lo respalda pese a que continúa la polémica a una semana de recibir al líder indígena, indicaron a Sputnik dos expertos.

    "El asilo es una institución universalmente reconocida, que practican todos los Estados miembros de la comunidad internacional, por lo tanto, es de esperarse que el asilo otorgado al presidente Evo Morales no causará graves problemas en la relación de México con otros países de la región americana", estimó la doctora en derecho internacional Virdzhiniya Petrova.

    La especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló que era obvio que en Bolivia "había una situación tan tensa, que ante ello el Gobierno de México concedió el asilo político a Morales, así como refugio a 20 funcionarios que se encontraban en su embajada en La Paz".

    Junto con el exmandatario, cuya renuncia aún no ha sido procesada por la Asamblea Nacional del país andino para legitimar su sucesión, llegaron en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana dos figuras destacadas de su gabinete, el exvicepresidente Alvaro García Liniera, y la exministra de Salud Gabriela Montaño.

    La tradición de asilo por delitos políticos comenzó en México en 1853, cuando se firmó un primer tratado con Colombia que impedía la extradición cuando se tratase de personas perseguidas por estas causas, reseña la especialista.

    Por ejemplo, en virtud de ese tratado, el exdictador colombiano José María Melo (1854-1854) terminó en México tras ser derrocado en 1854 y el expresidente Antonio López de Santa Anna obtuvo refugio en las costas colombianas tras ser depuesto en 1855.

    Orgullo diplomático

    La tradición histórica de brindar protección a quienes huyen de sus países por causas políticas ha sido un motivo de orgullo de la diplomacia mexicana, dijo a esta agencia el internacionalista Fernando Serrano.

    "México ha sido tradicionalmente un país promotor del asilo por motivos políticos y ha ostentado como honra el haber asilado a muchos perseguidos políticos, independientemente de la ideología, o que esté de acuerdo o no con ellos", dijo el jurista de la facultad de Derecho de la UNAM.

    Sin embargo, la aplicación masiva de la política de asilo y refugio comenzó tras la promulgación de una ley de migración en la década de 1930 durante el gobierno de Lázaro Cárdenas (1934-1940).

    Después de la Revolución Mexicana, el mandatario promovió que quienes huían por razones políticas de sus países pudieran viajar a territorio mexicano, como lo hicieron entonces unos 20.000 republicanos españoles, perseguidos por la dictadura de Francisco Franco (1938-1973).

    En 1937 también llegó el conocido líder revolucionario ruso que huía de la persecución del estalinismo, León Trotsky, quien fue asesinado tres años más tarde en su casa de Coyoacán, en el sur de la capital mexicana.

    Otros líderes latinoamericanos encontraron refugio en este país, como el político peruano Víctor Haya de la Torre, en la década de 1950, y el poeta y canciller venezolano Andrés Eloy Blanco por la misma época.

    En la década de 1970, huyendo de las dictaduras en el Cono Sur llegaron el presidente argentino Héctor Cámpora (1973-1973) y la chilena Hortensia Bussi, tras el golpe de Estado en el que murió su esposo, el presidente Salvador Allende (1970-1973).

    Una década más tarde recibió asilo la dirigente indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, ganadora del premio Nobel de Paz, y tuvieron protección líderes de movimientos guerrilleros centroamericanos, mientras que en los años 90 la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tuvo una oficina permanente en la capital mexicana.

    Para quienes se oponen, el asilo a Morales constituye el apoyo a un "dictador" que cometió "fraude" al intentar su reelección, mientras que los seguidores del mandatario mexicano lo enmarcan en la mencionada tradición secular.

    El opositor Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha) propuso la realización de una consulta popular para "preguntar al pueblo si acepta dar asilo a un dictador", anunció su portavoz en la Cámara de Senadores, Alejandra Reynoso.

    El martes, López Obrador defendió su decisión, señalando que "toda persona tiene derecho a buscar y recibir asilo".

    El presidente también calificó como "cercanos a la mezquindad" los comentarios sobre los costos de la manutención y protección de Morales.

    Otros sectores opositores denunciaron como supuesta violación de la reglamentación del asilo las frecuentes declaraciones del líder boliviano sobre política interna en su país.

    Pero la cancillería sostiene tajante que el derecho a la libertad de expresión de Morales no ha sido conculcado.

    Tema:
    El exilio de Evo Morales tras su renuncia a la Presidencia (73)
    Etiquetas:
    asilo político, Evo Morales, México, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik