13:05 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Situación en La Paz, Bolivia

    Policía: Bolivia retorna a la normalidad, aunque persisten focos de violencia

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    América Latina
    URL corto
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (110)
    0 23
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Bolivia retornaba progresivamente a la normalidad, informó la Policía, al día siguiente de la autoproclamación de la senadora opositora Jeanine Áñez como presidenta interina en sucesión de Evo Morales, aunque persistían al menos tres focos de violencia y bloqueos.

    "Se está restableciendo la normalidad en casi todo el país, mientras se aplica un plan reforzado de seguridad para evitar acciones de vandalismo y otros actos violentos", dijo a reporteros el comandante general de la Policía, general Yuri Calderón.

    Añadió que la Policía procuraba que, de forma voluntaria, los vecinos de algunos barrios de La Paz, que aún mantenían barricadas de protección, las levanten "a la brevedad posible".

    La violencia derivada de las manifestaciones contra la reelección de Morales dejó siete muertos, según la Fiscalía General, y más de 300 heridos de acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

    Morales, exdirigente aymara de los sindicatos cocaleros, dimitió el 10 de noviembre en medio de violentas protestas y tras la petición expresa por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas luego de un informe de la Organización de los Estados Americanos que muestra irregularidades en la elección del 20 de octubre.

    El 12 de noviembre, el expresidente boliviano llegó a México como asilado tras sortear amenazas a su vida.

    Áñez asumió la Presidencia interina sin voto parlamentario, pero avalada por el Tribunal Constitucional y respaldada abiertamente por los obispos de la iglesia católica que la acompañaron en las tensas negociaciones políticas que terminaron convirtiéndola en gobernante encargada de llamar a elecciones en un plazo de 90 días.

    Protestas en Bolivia (archivo)
    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    Mientras la normalización progresiva era la tónica general en las ciudades, grupos contrarios a la asunción de Áñez mantenían bloqueos carreteros de protesta, especialmente en El Alto y, con notoria dureza, en la los municipios productores de coca de Chapare (centro) y en la región agroindustrial de Yapacaní (este) de Santa Cruz (oeste).

    Millares de campesinos altiplánicos concentrados en El Alto se disponían a marchar más tarde este 13 de noviembre hacia el centro de La Paz para rechazar a Áñez y exigir "respeto" a la bandera indígena wiphala, que consideran agraviada por los movimientos cívicos que derrocaron a Morales, reportó la radio alteña Integración.

    En Chapare se mantenía el "estado de emergencia" de los poderosos sindicatos de productores de coca, cuyo principal dirigente es Morales, con bloqueos instalados desde el fin de semana, en rechazo al golpe cívico-político.

    Calderón informó que en Yapacaní, una operación conjunta de policías y militares trataba de sofocar las protestas de campesinos que el fin de semana pasado atacaron un puesto policial y se apoderaron de un número no precisado de armas de fuego.

    Las actividades en La Paz se vieron facilitadas por el retorno parcial de buses y microbuses de transporte público y la reanudación de operaciones del teleférico que sirve también en El Alto, luego de dos días de paralización por razones de seguridad.

    Tema:
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (110)
    Etiquetas:
    violencia, manifestación, protestas, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik