09:49 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (110)
    214
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, rechazó que la crisis que atraviesa Bolivia y que precipitó la renuncia del presidente Evo Morales en la víspera pueda definirse como un golpe de Estado.

    "En este momento no están los elementos de describir esto como un golpe de Estado existente", señaló Faurie durante una rueda de prensa desde la sede del Ejecutivo.

    El canciller sostuvo que, en un contexto "de protesta social", "la Policía estaba autoacuartelada en lugares claves y neurálgicos como no queriendo reprimir".

    "Las Fuerzas Armadas no han asumido el poder, están haciendo algunas medidas de diálogo con distintas fuerzas políticas", afirmó Faurie.

    Dada esta situación, Morales "habrá hecho una valoración que dice: 'No cuento con el respaldo que estoy necesitando'", interpretó Faurie tras una reunión de gabinete en la que participó el presidente, Mauricio Macri.

    Ante la consulta de por qué no define como golpe de Estado lo sucedido en Bolivia, el ministro reconoció que no estuvo "dentro de la interna boliviana para conocer el grado de efectiva presión sobre Morales para entender que él debía presentar su renuncia".

    El canciller argentino consideró que en estos momentos se vive un momento "de una gran fluidez política, y dentro de esa fluidez hay hechos precedentes que crearon condiciones para la protesta social que se ha registrado en diferentes sectores de la opinión pública boliviana".

    Irregularidades

    Durante las elecciones generales de Bolivia se detectaron "situaciones irregulares y de fraude que fueron marcadas desde un inicio por parte de los observadores y la empresa que el Tribunal [Supremo Electoral] había contratado, y esto suscitó la inquietud social que se fue manifestando a lo largo de la última semana con una protesta popular que llevó a que el sábado [el 9 de noviembre] hubiera estos contactos con distintos sectores", resumió Faurie.

    Tras hablar con la Confederación Obrera Boliviana, Morales tuvo "finalmente su diálogo con las FFAA ante un escenario donde teníamos la Policía acuartelada, y las Fuerzas Armadas que dijeron 'no saldremos a la calle a hacer daño a nuestros compatriotas'".

    El ministró sí condenó la "violencia contra algunas propiedades" que se ejerció en las últimas horas, "en particular los que atacaron el edificio del expresidente Morales en Cochabamba y la quema de la vivienda del rector de una de las universidades de Bolivia", ponderó.

    En su consideración de los hechos, Faurie recordó que hasta el momento no sólo renunció el presidente, sino también el vicepresidente, Álvaro García-Linera, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda y la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

    Evo Morales, expresidente de Bolivia (archivo)
    © REUTERS / Freddy Zarco/Courtesy of Bolivian Presidency
    "Es obvio que hay un vacío institucional hasta que se reúna la Asamblea Legislativa" el 12 de noviembre para nombrar al próximo gobernante de Bolivia y convocar elecciones dentro de 90 días, aceptó el ministro.

    En ese sentido, "enfatizamos que son los propios bolivianos a traés de los mecanismos institucionales que contempla la Constitución los que permitirán resolver esta cuestión", consideró.

    El canciller confirmó también que no han recibido ningún pedido de asilo de Morales.

    En un comunicado en la víspera, la cartera de Exteriores atribuyó la renuncia del presidente de Bolivia a una decisión tomada dentro de un proceso de transición institucional que contempla la Constitución del país. 

    Tema:
    Evo Morales renuncia a la Presidencia de Bolivia (110)
    Etiquetas:
    golpe de estado, Jorge Faurie, Evo Morales, crisis política, Bolivia, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook