08:00 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    López Obrador ofrecerá a Fernández fortalecer las relaciones de México y Argentina

    © AP Photo / Marco Ugarte
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recibe al mandatario electo argentino Alberto Fernandez, a quien ofrecerá fortalecer la relaciones económicas y comerciales, en un almuerzo no oficial.

    "Vamos a fortalecer las relaciones económicas y comerciales; en lo que podamos, vamos a procurar ayudar en la adquisición de bienes que se producen en Argentina, para que el pueblo argentino con el nuevo Gobierno puedan enfrentar la crisis económica y pueda haber crecimiento y bienestar", dijo López Obrador.

    El mandatario mexicano aseguró que su país brindará a Buenos Aires toda la ayuda que pueda.

    "Lo haremos (…), como lo estamos haciendo con países de Centroamérica, en la medida de nuestras posibilidades, buscando que no haya crisis económica en el continente", expresó López Obrador en una llamada a Alberto Fernández para felicitarlo por su triunfo en las elecciones argentinas del 27 de octubre.

    El presidente mexicano también señaló: "Es importante que se conozca nuestra experiencia, de cómo ya no seguir aplicando la misma política económica que una y otra vez ha fracasado", aludiendo a sus constante crítica al neoliberalismo.

    El líder de la izquierda nacionalista mexicana agregó que compartirá con el líder argentino, quien llegó el fin de semana a este país, que "ya no hay que seguir el camino trillado de siempre, hay que optar por cambios, en equilibrio, mantener variables macroeconómicas, ser responsables, aplicar una auténtica política de austeridad, no permitir la corrupción, ser muy estrictos en el combate a la corrupción que no haya lujos en el Gobierno".

    ​Expresó además su orgullo haber reducido los gastos de la Presidencia de la República mexicana de 190 millones de dólares a poco más de 40 millones de dólares gracias a que su administración suprimió todos los "gastos superfluos", y siguiendo su consigna de que "no puede haber gobierno rico con pueblo pobre".

    Está previsto que a las 14:00 hora de México (20:00 GMT) el líder de la alianza opositora Frente de Todos comparezca ante los medios para dar cuenta de su reunión con el presidente mexicano.

    "El presidente electo Alberto Fernández fue recibido este mediodía por el presidente de México", dijeron las fuentes del dirigente peronista.

    Acompañan a Fernández en este viaje el diputado nacional Felipe Solá, presente en los viajes al exterior que ha realizado el dirigente hasta ahora, y uno de los asesores del presidente electo, Santiago Cafiero.

    López Obrador y Fernández comparten la idea de la necesidad de diálogo para encontrar una crisis a la situación que vive Venezuela.

    Fernández tomará el vuelo de regreso a Buenos Aires este 5 de noviembre y arribará al día siguiente.

    Antes de ganar las elecciones generales, Fernández visitó Uruguay, España y Portugal, Bolivia y Perú.

    Fernández asumirá su mandato el próximo 10 de diciembre con su compañera de fórmula, la exmandataria y senadora peronista Cristina Fernández de Kirchner

    Combate a la corrupción

    El gobernante mexicano indicó que el combate a la corrupción no era un elemento considerado en las políticas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

    No se trata nada más de cumplir recomendaciones económicas, prosiguió, "ni de decirle al pueblo que se apriete el cinturón, ahora se tiene que apretar el cinturón primero el Gobierno, es un cambio".

    López Obrador expresó que la nación sudamericana "es un gran país que tiene un gran potencial, muchísimos recursos naturales, mucha producción de alimentos, es un granero mundial, tiene muchas posibilidades de salir adelante".

    El gobernante descartó la posibilidad de crear un eje progresista de líderes latinoamericanos contra el modelo neoliberal, porque lo importante es apegarse a los principios constitucionales mexicanos de "no intervención y autodeterminación de los pueblos".

    Recordó que México al mismo tiempo tiene una relación económica de cooperación y respeto mutuo con EEUU y Canadá.

    "Con América del Norte vamos a seguir manteniendo esa relación por razones de geopolítica económica y comercial, también por razones de amistad con EEUU", donde viven 35 millones de mexicanos, subrayó.

    La disputa entre Venezuela y El Salvador

    El presidente mexicano anunció que se mantendrá al margen de la disputa entre los presidentes Nayib Bukele, de El Salvador, y Nicolás Maduro, de Venezuela.

    "Ahora que se pelearon, que hay diferencias entre el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de El Salvador, no vamos a pronunciarnos a favor de ninguno, porque los dos son pueblos hermanos, que nosotros respetamos", dijo el jefe de Estado mexicano en su conferencia de prensa diaria.

    En un comentario acerca de las relaciones de su administración con el resto de América Latina, López Obrador subrayó: "Somos respetuosos, prudentes, sin protagonismos excesivos, sin buscar la confrontación".

    "A veces no les gusta a algunos que actuemos de así: respeto a los gobiernos de América Latina y respetuoso del Gobierno del presidente Donald Trump, porque él nos respeta", agregó.

    El jefe del Ejecutivo federal indicó que nada más se debe "cuidar que las hegemonías no quieran avasallar a los pueblos".

    Señaló además que "ningún país, ningún gobierno, ninguna hegemonía tiene el derecho de intervenir en la vida de otra nación".

    El líder de la izquierda nacionalista mexicana enfatizó que su política exterior es de no intervención, respeto a la autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias.

    El 3 de octubre el Gobierno de Bukele dio un plazo de 48 horas a los diplomáticos de Venezuela para abandonar El Salvador, tras desconocer la legitimidad de la administración Maduro.

    Caracas respondió la expulsión de sus diplomáticos de El Salvador con una medida simétrica, informó el mismo día el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

    Bukele asumió la presidencia de El Salvador el 1 de junio, y desde el inicio tomó distancia de Venezuela y proclamó a EEUU como su aliado histórico.

    Un "golpe de Estado"

    López Obrador, descartó que exista la posibilidad de un golpe de Estado en el país, y exhortó a evitar esa "tentación", surgida de un reciente discurso "imprudente" del general Carlos Gaytán Ochoa durante un acto castrense.

    "Que nadie esté pensando que hay condiciones para dar un golpe de Estado; no existen condiciones, no hay esas condiciones, para que no se caiga en esa tentación", dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

    El jefe de Estado dijo que los rumores surgieron "porque la declaración del general es imprudente (…), en un texto que hay una actitud poco mesurada".

    El 22 de octubre pasado, cinco días después de una fallida operación militar en Culiacán, Sinaloa, para detener a Ovidio Guzmán —hijo de narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, quien purga prisión perpetua en EEUU—, el general pronunció un discurso ante altos mandos del Ejército y la Fuerza Aérea, incluido el titular de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

    Los militares activos y en retiro aplaudieron de pie cuando concluyó el discurso del general, de 70 años, quien ha ocupado altos contra el crimen organizado y el narcotráfico, desde finales los años 1990 hasta la administración de Felipe Calderón (2006-2012).

    López Obrador recordó un pasaje en el que el general expresó que "hay una ideología dominante, que no es mayoritaria", luego de mencionar que la sociedad mexicana "está polarizada políticamente por corrientes pretendidamente de izquierda".

    El presidente replicó que "es un lenguaje bastante conservador", y que "lo de Culiacán (17 de octubre) sacó a flote muchas cosas, por eso algunos se enojaron".

    El gobernante dijo que las expresiones a favor de continuar la guerra contra el narcotráfico surgieron porque "anteriormente se apostó a la aniquilación del contrario y eso no va a volver a suceder; esa mentalidad desgraciadamente se estableció en ciertos sectores muy conservadores, autoritarios".

    La actual administración, apuesta "al respeto a los derechos humanos, por cuidar la vida", ratificó el presidente.

    Sin embargo, señaló que "se creó ese pensamiento autoritario, reaccionario, durante el periodo neoliberal".

    "La transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, que se expresa por la justicia y es amante de la legalidad y de la paz, que no permitirá otro golpe de Estado", puntualizó.

    El fin de semana, López Obrador publico tres mensajes en su cuenta de Twitter, en los cuales recordó que a principios del siglo XX se perpetró el derrocamiento del entonces presidente Francisco I. Madero, ejecutado por un golpe de Estado militar, el 22 de febrero de 1913.

    "Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero porque este hombre bueno, apóstol de la democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara", escribió el mandatario.

    ​Sin embargo, estimó que la transformación que encabeza "cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado".

    En su discurso, Galván, con 50 años de servicio, también expresó "respaldo y solidaridad"  para el general Sandoval.

    Etiquetas:
    Fondo Monetario Internacional (FMI), El Salvador, Venezuela, Argentina, México, relaciones bilaterales, Alberto Fernández, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik