03:03 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Lenín Moreno, presidente de Ecuador

    Analista: instituciones de Ecuador y mandato de Moreno no están en cuestión

    © AP Photo / Dolores Ochoa
    América Latina
    URL corto
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (257)
    121
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La situación política de Ecuador asegura la estabilidad del Gobierno, pero Lenín Moreno perdió credibilidad por su plan económico y por reprimir las protestas, mientras los principales opositores quedaron trastocados, dijo el profesor investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Franklin Ramírez.

    "Me parece que faltando menos de dos años para las elecciones de 2021, teniendo todavía control de todas las instituciones del Estado y una mayoría legislativa, Moreno tiene controladas las variables de poder institucional, por lo que no creo que el asunto esté tanto en la cabeza del presidente sino en la reconducción de la política económica", dijo Ramírez, doctor en sociología política por la Universidad Complutense de Madrid.

    El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, asistió a una ceremonia con organizaciones indígenas, las que le entregaron el bastón de mando espiritual.
    © Foto : Cortesía Presidencia de la República /Eduardo Santillán
    Ecuador se vio convulsionado por 12 días de violentas protestas en contra de la decisión del Ejecutivo de eliminar los subsidios a los combustibles, con ocho personas muertas y más de 1.300 heridas.

    Para Ramírez, nunca estuvo en juego la destitución de Moreno sino la impugnación del acuerdo que firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

    "Moreno puede permanecer durante estos dos años hasta las elecciones de 2021 (...) Además, cuenta con el apoyo de las cámaras empresariales, de las Fuerzas Armadas y de EEUU; hay una serie de factores de poder que nunca estuvieron en duda en estos dos años que son los que aseguran su continuidad", sostuvo.

    Ese "bloque de poder" que acompaña a Moreno nunca se ha fisurado y se mantiene unido, según el experto.

    Pero el presidente perdió legitimidad y credibilidad por el nivel de "represión feroz y persecución política" contra actores de la oposición, comentó.

    La cuestión, por tanto, no es si Moreno sigue en el poder o no, sino en que qué condiciones puede hacerlo, explicó.

    La próxima semana hay una votación en el parlamento sobre la continuidad de la agenda de ajuste con el FMI y no es seguro que todos los aliados políticos den apoyo al Gobierno, según Ramírez.

    "El nivel de malestar social y de desgaste del Gobierno puede hacer que pierda aliados y que termine gobernando en solitario; pero me parece que el escenario no está para un cambio presidencial", agregó.

    Así, es posible que Moreno gobierne hacia adelante con "mayor dosis de autoritarismo", dijo Ramírez.

    "Los militares están hablando de un enemigo interno, las instituciones no están operando como intermediarios de la conflictividad social, el Gobierno no reconoce las demandas sociales y todo aquel que se expresa en su contra se ve como un adversario peligroso; eso no muestra el mejor escenario de cara a las próximas elecciones 2021", agregó.

    Correa y Nebot, trastocados

    La movilización de octubre, conducida por el movimiento indígena, modificó el escenario político, porque los principales referentes, el expresidente Rafael Correa (2007-2017) y el exalcalde de Guayaquil y líder del Partido Social Cristiano (conservador), Jaime Nebot, quedaron "trastocados", según Ramírez.

    "El movimiento indígena tendrá que mostrar su capacidad de articulación, alianza y juego político electoral. La Revolución Ciudadana de Correa queda a un lado y muy sometida por la persecución política; hay que ver cómo se acomoda el escenario", agregó.

    La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) fue la gran protagonista de las protestas y su presidente, Jaime Vargas, anunció pretensiones de formar un partido político para las elecciones de 2021, en las que buscará representar a sectores de centro y de izquierda.

    Las protestas terminaron el 13 de octubre tras un acuerdo entre la Conaie y el Gobierno, con la mediación de la delegación de las Naciones Unidas; al siguiente día el presidente Moreno derogó el decreto con el que el 1 de octubre había puesto fin a los subsidios a los combustibles.

    Sin embargo, la tensión volvió a subir entre las partes y el presidente llamó a la Conaie a volver a participar de unas 72 mesas de diálogo establecidas para acordar la focalización de los subsidios al combustible en los sectores más desfavorecidos.

    Tema:
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (257)
    Etiquetas:
    crisis política, protestas, Lenín Moreno, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik