07:59 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Logo de Correo Argentino

    Corte Suprema argentina dictaminará sobre causa que atañe a presidente por empresa postal

    CC BY-SA 2.0 / Dvortygirl / Correo Argentina
    América Latina
    URL corto
    131
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El máximo tribunal penal de Argentina remitió a la Corte Suprema los recursos presentados por los imputados en la causa penal que investiga la responsabilidad del Gobierno en un acuerdo que intentó cerrar con Correo Argentino, a partir de una deuda contraída por la compañía cuando era propiedad de la familia del mandatario.

    "La Cámara Federal de Casación Penal remitió a la Corte Suprema los recursos de los acusados en la causa penal del Correo", informaron fuentes judiciales a las que accedió esta agencia.

    En este caso se investiga un acuerdo que aceptó en 2016 el Gobierno de Mauricio Macri, en representación del Estado, para condonar una deuda de la estatal Correo Argentino.

    Ese acuerdo suponía "una quita velada de 98,82%" de la deuda, lo que equivalía "a una condonación", argumentó la fiscal del fuero comercial, Gabriela Boquín, en un dictamen previo que era parte del proceso de homologación del convenio.

    A través de esa "condonación", el Estado perdonaba al padre del presidente, Franco Macri, 70.000 millones de pesos (unos 4.400 millones de dólares al cambio de la época).

    En un fallo dividido, la sala IV del tribunal de Casación admitió los últimos recursos que presentaron las defensas de quien presidía la empresa por entonces, Jaime Cibils Robirosa; y de quien fue director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Comunicaciones, Juan Manuel Mocoroa, que pidieron archivar el caso por inexistencia de delito y a anular los pedidos de indagatorias.

    Un tribunal de segunda instancia, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional había rechazado en agosto los recursos que pedían cerrar el expediente y que investiga supuestos delitos en el acuerdo que intentó suscribir el actual Gobierno y la empresa pública Correo Argentino por el pago de una deuda millonaria.

    El mismo tribunal confirmó además las indagatorias de los imputados, entre ellos el ministro Oscar Aguad, que se desempeñaba como titular del Ministerio de Comunicaciones en ese momento.

    Al apelar de nuevo la resolución de la Cámara Federal, Casación resolvió admitir los recursos extraordinarios para que la Corte proceda a definirse sobre los planteos de la defensa.

    Así se pronunciaron los camaristas Mariano Borinsky y Javier Carbajo.

    "Si bien no se dirigen contra una sentencia definitiva, en sus impugnaciones las partes han fundamentado que la sentencia puesta en crisis resulta equiparable a tal en virtud de que sus consecuencias pueden llegar a afectar el derecho federal invocado, acarreando un perjuicio de imposible o tardía reparación ulterior", esgrimieron al enviar el caso a la Corte.

    En disidencia, el camarista Gustavo Hornos sostuvo que los recursos deben ser desestimados.

    Contexto

    El juez federal Ariel Lijo, instructor de la causa, había rechazado los recursos de la defensa y en coincidencia con el fiscal Gerardo Pollicita, observó un accionar irregular por parte los representantes del Estado dirigido a beneficiar a una empresa privada en perjuicio de intereses públicos.

    Lijo ya interrogó a Aguad y al resto de los imputados, pero aún no resolvió su situación procesal.

    Correo Argentino se declaró en concurso de acreedores en 2001 por una deuda adeudada al Estado, cuando por entonces estaba en manos de Sideco Americana, a su vez controlada por Sociedades Macri (Socma), propiedad del fallecido padre del presidente, Franco Macri.

    La compañía fue reestatizada en 2003 por decisión del entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007), debido en buena parte a la deuda que arrastraba la empresa bajo la gestión de la familia del actual jefe de Estado.

    Etiquetas:
    Mauricio Macri, justicia, Corte Suprema de Argentina, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik