12:09 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Militares de Colombia

    Un total de 2.500 miembros de la Fuerza Pública reforzarán seguridad en Cauca tras masacre

    CC BY-SA 2.0 / Policía Nacional de los colombianos / Ceremonia Militar y Policial en homenaje al pueblo colombiano
    América Latina
    URL corto
    La persecución y los asesinatos de indígenas en Colombia (15)
    213
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que reforzará la seguridad en el departamento del Cauca (suroeste) con 2.500 miembros de la Fuerza Pública (Ejército y Policía) a raíz de la masacre de cinco indígenas realizada la víspera por parte de disidentes de la antigua guerrilla de las FARC.

    "En los próximos 40 días debe estar en operación en el departamento (del Cauca) la Fuerza de Despliegue Rápido número 4, Fudra 4, que va a traer 2.500 efectivos más de la Fuerza Pública para cumplir tres propósitos: control territorial, cerrar las rutas del narcotráfico empleadas por estas organizaciones y desmantelar esas organizaciones", dijo Duque en declaraciones vía streaming al término de un consejo de seguridad en ese departamento.

    Duque, acompañado por los comandantes de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, y del Ejército, general Nicacio Martínez, explicó que la Fudra número 4 va a operar "de la mano de la estructura Atalanta, en la cual también participan todas las fuerzas y donde hay un gran insumo de inteligencia y de capacidad ofensiva de la Policía Nacional".

    Asimismo, responsabilizó a las estructuras "Jaime Martínez" y "Dagoberto Ramos", de las disidencias de las FARC, por el narcotráfico y los hechos violentos contra líderes sociales en el norte del Cauca.

    "Claramente, los asesinos y los responsables de este crimen son estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico y buscar con las armas acallar las expresiones de las comunidades y amedrentar a las comunidades indígenas", afirmó.

    Duque también anunció que respalda la propuesta de la Defensoría del Pueblo (ombudsman) de implementar el esquema de "Carpa Blanca" en el Cauca, con el fin de fortalecer la articulación del trabajo de los organismos del Estado para enfrentar la criminalidad en este departamento.

    El esquema de "Carpa Blanca" es un espacio en el que se reúnen los representantes del Estado y las comunidades, la Fuerza Pública, organismos humanitarios, autoridades municipales y departamentales, Defensoría del Pueblo, Procuraduría y Fiscalía, entre otros, para atender la problemática específica de una zona y buscar las soluciones del caso.

    "Creemos que esto nos puede ayudar muchísimo no solamente a tener información pertinente, sino a fortalecer los vínculos de confianza entre toda la institucionalidad y las comunidades", dijo el mandatario.

    Duque lideró el consejo de seguridad en el municipio de Santander de Quilichao (Cauca), en el que también participaron la ministra de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, el gobernador del Cauca, Óscar Campo, altos mandos de la Fuerza Pública, autoridades locales y representantes de las comunidades indígenas.

    El Consejo se adelantó para evaluar la situación de orden público en el Cauca, tras el asesinato de 5 indígenas del resguardo de Tacueyó, ubicado en zona rural del municipio caucano de Toribío.

    Alrededor de las 17.00 hora local (22.00 GMT) del martes 30, cinco guardias indígenas fueron asesinados por disidentes de las FARC que también dejaron a seis más heridos, confirmó el Ejército de Colombia en un comunicado.

    De acuerdo con el Ejército, posterior a que la guardia indígena notó la presencia de hombres que merodeaban la zona, procedieron a capturar a tres sujetos que al parecer serían integrantes de las disidencias, quienes son conocidos con los alias de 'Barbas', 'Chinga' y 'Javier'.

    El Ejército precisó que el ataque a la guardia indígena se produjo cuando miembros de las disidencias dispararon desde una camioneta Toyota de color negro para rescatar a los tres hombres que minutos antes habían detenido los indígenas, "dejando además de los muertos, seis heridos".

    La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) identificó a los indígenas fallecidos como Cristina Bautista (autoridad Neehwesx o gobernadora indígena), Asdrúbal Cayapu Kiwe Thegna, Eliodoro Finscue, José Gerardo Soto y James Wilfredo Soto.

    En un comunicado, la Asociación de Cabildos Indígenas de Toribío, Tacueyó y San Francisco (Proyecto Nasa), agregó que integrantes de la columna Dagoberto Ramos, de las disidencias de las FARC, dispararon contra la guardia indígena mientras hacía labores de control.

    "A sangre y fuego dispararon terminando con la vida de la Neehwesx (gobernadora indígena) Cristina Bautista y otros cuatro comuneros e hiriendo al menos a otros seis compañeros", indicó el colectivo indígena en el comunicado.

    Asimismo, indicó que incluso después del crimen, los hombres dispararon contra la población y contra una ambulancia que socorrió a los heridos.

    Como consecuencia de los hechos, los indígenas Nasa se declararon en asamblea permanente y convocaron a las organizaciones defensoras de derechos humanos, organismos internacionales y al Gobierno central a que se pronuncien, acompañen y solidaricen con esa comunidad.

    Tema:
    La persecución y los asesinatos de indígenas en Colombia (15)
    Etiquetas:
    seguridad, masacre, Cauca, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik