14:20 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Las protestas en Bolivia

    Los bolivianos se preparan para visita de sus difuntos, pese a bloqueos y protestas

    © REUTERS / Kai Pfaffenbach
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Ningún bloqueo ni conflicto podrá impedir en Bolivia que los difuntos lleguen de visita el 1 de noviembre a sus casas, donde son esperados con oraciones, alimentos y bebidas según manda una tradición de raíces andinas y católicas.

    "Mi papá y mi hermana nunca fallan, este año seguro estarán de vuelta porque para ellos no hay bloqueo que valga, son almas que necesitan venir", dijo a Sputnik Zenovia Tintilay, mientras recogía de una panadería las "tantaguaguas" ("niños viejos" en lengua aymara), panes con forma humana que ella elaboró y mandó hornear.

    Las tantaguaguas ocuparán un lugar destacado en la mesa que, según dijo, preparaba para recibir la visita de los "ajayus" (almas) de sus difuntos queridos, para un reencuentro anual de renovación de fe católica y vínculos familiares.

    La ola de conflictos que vive Bolivia tras las elecciones generales del 20 de octubre parece no haber afectado la preparación de las fiestas de Todos los Santos y Difuntos (1 y 2 de noviembre), celebración tradicional arraigada en casi todos los sectores de la sociedad.

    En cambio sí parece afectada la celebración de Halloween (31 de octubre), importada especialmente de Estados Unidos y de creciente popularidad en las últimas décadas, en particular en los barrios residenciales que están convertidos en base de las manifestaciones políticas opositoras.

    Una manifestación en La Paz tras las elecciones generales en Bolivia
    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    Según la tradición, los muertos llegan a sus hogares al mediodía del 1 de noviembre, para una visita de 24 horas, durante la cual comparten con sus parientes vivos, entre incontables oraciones, las comidas y bebidas de su agrado dispuestas en mesas a modo de altares, con fotografías de los difuntos y "tantaguaguas" en el centro.

    Otros panes con forma de escaleras (para que las almas suban de vuelta al cielo, dice la tradición), variedad de masas dulces y abundante chicha morada, bebida no alcohólica hecha en base a maíz de ese color, completarán el menú.

    "Con flores más, todo estará listo para renovar nuestro amor familiar, recordar la vida compartida y rogar por su eterno descanso en brazos de Dios", dijo doña Zenovia, de 65 años, vendedora de un mercado en un barrio periférico de La Paz.

    Añadió que heredó esta práctica de sus abuelos y de su ahora nonagenaria madre que le da instrucciones.

    Como los Tintilay, muchas otras familias bolivianas se reunirán al mediodía de este 1 de noviembre para recibir a las almas de sus seres queridos y acudirán a los cementerios para limpiar y adornar las tumbas en una vigilia que dura toda la noche del 1 al 2 de noviembre.

    Las visitas a los cementerios son particularmente llamativas en el campo, donde música, bailes folclóricos y alcohol animan el encuentro de vivos y muertos.

    Este año, el Ministerio de Culturas organizó, entre este 30 de octubre y el 1 de noviembre, una serie de exposiciones sobre la historia y los valores de la celebración.

    "Venimos de un wiñay marka [pueblo eterno] y volveremos a ese wiñay marka, por lo tanto no existe la muerte, solo volvemos a nuestro pueblo, dijo el viceministro de Descolonización, Cancio Mamani, al inaugurar la "Ruta de los Todos Santos", como se llama la muestra, según un boletín oficial.

    Música, bailes, exposiciones magistrales de amautas (ancianos) indígenas y clases de panadería para elaborar tantaguaguas forman parte del programa de la exposición en un local del centro de La Paz.

    El 1 de noviembre no es feriado, pero es habitual que el Gobierno disponga "tolerancia" a partir del mediodía para favorecer la celebración.

    Los gobiernos municipales, por su parte, refuerzan los controles en los mercados, donde los productos más requeridos son, por unos días, las tantaguaguas, masas dulces, flores y otros productos para las mesas de difuntos y los cementerios.

    Etiquetas:
    Halloween, elecciones, bloqueo, protestas, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik