19:46 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Bandera de El Salvador

    Expertos: la prórroga del TPS no es mérito del Gobierno de El Salvador

    CC BY-SA 2.0 / Lorie Shaull / El Salvador Flag, A Day Without Immigrants March & Rally
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — La decisión de prorrogar los permisos en Estados Unidos para los salvadoreños amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés) responde a un mandato judicial de una demanda vigente, y no a la gestión del Gobierno del presidente Nayib Bukele, dijeron a Sputnik expertos locales.

    "El Gobierno estadounidense está acatando un fallo judicial, nada que ver con apoyar a los aliados", comentó a Sputnik Sigfrido Reyes, expresidente de la Asamblea Legislativa [Parlamento] de El Salvador.

    El también expresidente del Organismo Promotor de las Exportaciones e Inversiones en El Salvador (Proesa) recordó que una corte de California (este de EEUU) detuvo la cancelación del TPS al reconocer la demanda de la familia Ramos contra el Gobierno federal.

    El propio director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU, Ken Cuccinelli, desmintió al embajador de su país en El Salvador, Ronald Johnson, y al presidente de esta nación centroamericana, Nayib Bukele, que anunciaron la medida como una extensión del TPS.

    "Una aclaración: algunos informes han hablado de 'extender TPS'. Eso tiene un significado legal importante, y eso no fue lo que sucedió con los acuerdos. Por el contrario, los permisos de trabajo para los salvadoreños se extenderán por una resolución de litigio anterior a 1 año por un período de liquidación ordenado", precisó Cuccinelli en un mensaje en su cuenta oficial de la red social Twitter.

    Una extensión del TPS significaría que más salvadoreños podrían acogerse a este programa, lo cual es imposible pues su cancelación sigue vigente, con la excepción de que los llamados "tepesianos" (los migrantes amparados) podrán seguir trabajando por un año más y optar por una solución permanente a su situación legal en EEUU.

    Según la información publicada por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) en su web oficial, la administración del presidente Donald Trump extiende la validez de los permisos de trabajo para los salvadoreños con TPS hasta el 4 de enero de 2021, y les da 365 días tras la solución de los litigios para regresar a su país.

    Johnson y Bukele anunciaron en un video compartido en redes sociales la extensión del TPS, la cual fue achacada a los logros del actual jefe de Estado salvadoreño y a una decisión entre aliados.

    "Más claro no puede estar. El embajador yanqui y Bukele mienten, un día después de la apabullante derrota de las derechas y gobiernos afines en Suramérica", dijo por su parte a Sputnik el abogado y activista Raúl Martínez.

    Este programa migratorio fue creado en 1990, para conceder permisos extraordinarios a los ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, los cuales eran renovados automáticamente cada 18 meses.

    Sin embargo, Trump decidió recortar paulatinamente el programa hasta su cancelación, prevista originalmente para septiembre de 2019, pese a las protestas de grupos defensores de los derechos de los migrantes.

    Trump, defensor de la política de tolerancia cero ante la inmigración irregular, ordenó a los beneficiarios del TPS —la mayoría salvadoreños— optar por un nuevo estatus migratorio o abandonar el país.

    Las administraciones del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) lograron tres prórrogas del TPS durante sus mandatos (2009-2014 y 2014-2019), y acompañaron el cabildeo de la sociedad civil para negociar soluciones duraderas.

    Esta medida llega después que el Ejecutivo salvadoreño firmó un acuerdo para convertir al país en una suerte de "tercer destino seguro", que acogerá a los solicitantes de asilo que Washington procese.

    El DSN, encabezado de forma interina por Kevin McAleenan, reconoce además a El Salvador como un "aliado confiable" en el enfrentamiento a las causas de la crisis migratoria que ha colapsado la frontera sur de la nación norteña.

    "La meta de la Administración Trump es crear un proceso ordenado y responsable para repatriar a los salvadoreños y ayudarlos a regresar a casa, pero el repentino envío de 250.000 individuos a El Salvador podría detonar otra migración masiva y agravar la crisis en la frontera sur", admitió el DSN.

    Hace un año partieron desde América Central una serie de caravanas de emigrantes con rumbo a EEUU, muchos de los cuales quedaron atascados en México, otros colapsaron el sistema fronterizo de la nación norteña y un número indefinido murió en la ruta.

    Etiquetas:
    Nayib Bukele, TPS, migrantes, EEUU, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik